0

Pisto manchego

Pisto manchego

¡Hola gamberros! Es cierto que a veces me complico un poco con las recetas pero hoy os traigo uno de esos platos de fondo de armario que son geniales para la comida del día a día. Vamos a preparar un tradicional pisto manchego. Hay muchas formas de preparar esta receta pero yo os voy a enseñar la forma en la que lo hace mi abuela Dami. Lo primero y más importante es saber que la calidad de los ingredientes en los platos sencillos es vital por lo que yo me he ido al Mercado de Santo Domingo a comprar verduras bien frescas. ¿Cocinamos?

Pisto manchego

Pisto manchego

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 calabacines grandes
  • ½ cebolla
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 lata de tomate triturado natural
  • Azúcar (Opcional)
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)

Para acompañar:

  • 4 huevos de codorniz
  • Queso del Roncal

Modo de elaboración:

Cortamos el calabacín, la cebolla y el pimiento bien limpio en brunoise (cubos pequeños). Lo ponemos en la sartén con el aceite de oliva virgen extra y lo rehogamos a fuego medio. Salpimentamos. Cuando las verduras estén blanditas, subimos el fuego para que se doren. Una vez tengan un color bonito, le incorporamos el tomate triturado. Dejamos que reduzca. Tiene que tener una textura más bien seca. Le añadimos una pizca de azúcar para eliminar la acidez del tomate. Rectificamos de sal y pimienta.

Es cierto que hoy en día los pistos se suelen elaborar con las verduras al dente pero personalmente creo que esta receta tradicional está mucho más rico si dejamos que las verduras se ablanden y caramelicen un poco. De esta forma conseguimos el mágico punto de la cocina de la abuela.

Os recomiendo acompañarlo de unos huevos de codorniz fritos y unas tejas de queso. Para elaborar las tejas basta con poner el queso rallado en una sartén antiadherente. Cuando el queso esté dorado retiramos la teja y la colocamos sobre una superficie curva como un vaso para que adquiera la forma ondulada de la teja. Al dejarlas enfriar,  se vuelven crujientes y deliciosas.

Es un plato sencillo pero delicioso que, además, podéis utilizar como relleno para unas empanadillas, como salsa para unos macarrones, como sofrito de un arroz… ¡IMAGINACIÓN AL PODER!

¡Que aproveche gamberros!

Pisto manchego

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *