2

Champiñones rellenos de verduritas y queso

Cazuela de champiñoneas rellenos de verduritas y gratinados con queso.

¡Hola gamberros! Estamos en plena temporada de setas aunque yo voy a usar unos clásicos champiñones portobello. Son más grandes que los champiñones tradicionales y tienen un sabor más intenso que recuerda a los frutos secos. Los cogí ayer en el Mercado de Santo Domingo y estaban rodeados por gran despliegue de setas y hongos. Cualquier época es genial para pasearte por el mercado pero el otoño es mi estación favorita.

Es cierto que los champis admiten muchos tipos de rellenos pero yo me he decidido por un sencillo relleno de verduras y queso. Me parecen que quedan divertidos y súper ricos. Además son muy sencillos de laborar. ¿Cocinamos?

Champiñones rellenos de verduritas y queso del Roncal

Cazuela de champiñoneas rellenos de verduritas y gratinados con queso.

Ingredientes para 2 personas:

  • 8 champiñones portobello de buen tamaño
  • ½ cebolla dulce
  • 1 calabacín
  • 1 tomate grande muy maduro
  • 1 pimiento rojo
  • Orégano fresco (si es posible)
  • 1 cuña del queso del Roncal (Podéis utilizar vuestro queso favorito)
  • 1 mozarella fresca de buena calidad
  • 1 guindilla
  • Albahaca fresca
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • Pimienta
  • Sal

Modo de elaboración:

Limpiamos los champiñones con ayuda de un paño húmedo. Suelen venir prácticamente sin tierra pero si veis que tienen mucha no dudéis en ponerlos debajo del grifo. Es cierto que cogen mucha agua pero yo, personalmente, lo prefiero a encontrarme tierra en el plato. Les quitamos los pies a las setas y los reservamos. Pelamos los sombreros de los champiñones y los colocamos en una fuente de horno untada de aceite.

Picamos muy finamente el calabacín junto con la cebolla, el pimiento rojo y los pies de los champis que habíamos reservado. Salpimentamos y pochamos las verduras a fuego medio con un chorrete de aceite de oliva virgen extra. Cuando nuestras verduras estén blanditas, subimos el fuego y le incorporamos el tomate bien maduro rallado. Añadimos 1 guindilla para que tenga un punto picante y cocemos toda la mezcla hasta que se haya evaporado el agua del tomate. Incorporamos el orégano fresco y parte de las hojas de albahaca finamente picadas.

Rellenamos los champiñones con nuestro pisto de verduras y lo terminamos con una cantidad generosa de queso del Roncal y un buen trozo de mozzarella. Los metemos al horno a 200 grados y los dejamos en el interior hasta que el queso tome un tono dorado.

Los podéis servir directamente en la bandeja de horneado o ponerlos sobre rebanadas de pan crujientes. Terminamos el plato con unas hojas frescas de albahaca.

¡Que aproveche gamberros!

Cazuela de champiñoneas rellenos de verduritas y gratinados con queso.

SalTAnDPeppeR

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *