0

Crema de pochas con mejillones de roca y picada de tomate y piparras

Crema de pochas con mejillones de roca y picada de tomate y piparras

¡Hola gamberros! Ya sabéis que todas mis recetas van marcadas por la temporada y hoy cuando he ido al Mercado de Santo Domingo no he podido evitar fijarme en las maravillosas pochas que ahora están en su máximo apogeo. Así que, efectivamente, las pochas van a ser las protagonistas de mi receta. Las vamos a combinar con unos mejillones de roca para hacer un plato verdaderamente rico con el que todos vuestros invitados van a alucinar. ¿Cocinamos?

Crema de pochas con mejillones de roca y picada de tomate y piparras

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de pochas desgranadas (O 1,200 kg de pochas en vaina)
  • 1 hoja de laurel
  • 250 g de mejillones de roca
  • 1 tomate feo de Tudela muy maduro
  • 6 piparras
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra) variedad arbequina
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pimentón de la Vera

Modo de elaboración:

Lo primero que vamos a hacer es desgranar las vainas de pochas, en caso de que no las hayáis comprado desgranadas, y lavarlas bien. Como la pocha es una legumbre fresca, no es necesario ponerlas en remojo. Las ponemos en una olla, las cubrimos con agua fría y con una hoja de laurel y las llevamos a ebullición. Una vez empiece a hervir, bajamos la temperatura y dejamos que cuezan a fuego lento durante 35-40 minutos. Os recomiendo que vayáis probando si la pocha está tierna o no. El tiempo de cocción cambia según la pocha esté más o menos seca por lo tanto los tiempos siempre son orientativos. Como vamos a hacer una crema con ellas no importa que se rompan o se cuezan en exceso. Una vez estén bien cocidas las trituramos con parte del agua de la cocción, con sal, pimienta y con un chorrete generoso de aceite de oliva virgen extra. Tiene que tener una textura sedosa y agradable. La colamos para eliminar algún posible grumo y lo reservamos.

Por otro lado limpiamos bien los mejillones. Ponemos una sartén en el fuego y cuando esté bien caliente incorporamos los mejillones y lo tapamos. No hace falta echarle ni agua ni aceite. A medida que se vayan abriendo los mejillones los vamos sacando a una fuente y reservándolos. Veréis que en el fondo de la sartén queda un caldo con un sabor intenso a mar. Incorporamos este caldo bien colado a la crema de pochas.

Terminaremos el plato picando un tomate bien pelado en cubos junto con unas piparras. Lo aderezaremos con sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

Montaremos el plato poniendo en la base una cantidad generosa de crema de pochas, le incorporamos los mejillones retirándole una de las conchas y finalizamos con la picada de tomate y piparras que le dará un toque fresco y divertido a nuestro plato. Si queréis podéis ponerle un poco de perejil picado toscamente y con pimentón de la Vera.

Veréis como este sencillísimo plato está cargado de sabores puros y maravillosos que os encantarán. ¡Tenéis que probarlo!

¡Que aproveche gamberros!

Crema de pochas con mejillones de roca y picada de tomate y piparras

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *