0

Mousse de queso con crumble de almendra y fresitas silvestres

Mousse de queso con crumble de almendra y fresitas silvestres.

¡Hola gamberros! Ayer estuve cogiendo fresas silvestres y quería compartirlas con vosotros en forma de postre. Me he basado en la deliciosa tarta de queso para crear este postre muy divertido con un juego de texturas súper interesante. Se trata de una mousse de queso suave y ligera con un crumble crujiente de almendra y unas aromáticas y riquísimas fresas silvestres. ¿Cocinamos?

Mousse de queso con crumble de almendra y fresitas silvestres

Mousse de queso con crumble de almendra y fresitas silvestres.

Ingredientes para 6-8 raciones

Para la mousse de queso:

  • 250 g de queso de untar
  • 250 g de nata para montar
  • 50 ml de leche entera
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 80 g de azúcar (Podéis ponerle más o menos en función de vuestros gustos)
  • 2 hojas de gelatina

Para el crumble de almendra:

  • 50 g de harina de almendra
  • 150 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 125 g de azúcar
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Para el montaje del plato:

  • Fresitas salvajes
  • Hojas de menta
  • Flores de sauco

Modo de elaboración de la mousse

Vamos a comenzar elaborando la mousse. Vamos a comenzar hidratando las hojas de gelatina en agua fría. Luego ponemos el queso junto con el azúcar, la leche y la vainilla en un cazo y lo calentamos hasta que se haya deshecho el azúcar y todos los ingredientes estén bien integrados. Disolvemos las hojas de gelatina en la crema de queso caliente y la retiramos del fuego. Dejamos que se enfríe.

Cuando la mezcla se haya enfriado montamos la nata. Mezclamos 1/3 parte de la nata con la crema de queso. Incorporamos los 2/3 restantes con movimientos envolventes para que no se baje la nata. Ponemos la mezcla en los recipientes que vayamos a utilizar para la presentación y los refrigeramos 5-6 horas para que la gelatina haga efecto. Los reservamos.

Modo de elaboración del crumble de almendra

Para elaborar el crumble ponemos la harina de trigo, la harina de almendra y el azúcar en un bol. Incorporamos la vainilla y la mantequilla cortada en cubos. Lo mezclamos todo con las yemas de los dedos hasta que tenga una textura parecida a la arena de playa.

Extendemos nuestro crumble en una bandeja cubierta con papel de hornear y lo metemos en el horno precalentado a 180 grados durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo sacamos el crumble y lo dejamos enfriar.

Montaje del plato

Ya tenemos preparados todos los elementos de nuestro postre. Sacamos los recipientes con la mousse del frigorífico y los cubrimos con una capa generosa de crumble de almendra. Colocamos encima las fresitas silvestres y unas flores de sauco que le aportarán un toque anisado. Terminamos con unas hojas de menta y… ¡A COMER!

¡Que aproveche gamberros!

Mousse de queso con crumble de almendra y fresitas silvestres.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *