0

Espárragos blancos de Navarra a la plancha con cremita de sus propios tallos y huevo escalfado en flor

Plato de espárragos blancos de Navarra a la plancha sobre una cremita de sus tallos y un huevo escalfado en flor.

¡Hola gamberros! Estamos en plena temporada del maravilloso espárrago blanco de Navarra y hoy os traigo una receta que tiene este increíble producto como protagonista casi único. Os aconsejo comprar el espárrago en un sitio de confianza para que os den un buen producto, yo los he comprado en el Mercado de Santo Domingo que ya sabéis que me encanta.

Seguro que estáis acostumbrados a comer el espárrago simplemente cocido pero hoy os voy a dar una opción muy divertida para que lo consumáis de una forma diferente que concentra su sabor de una manera espectacular. Os propongo comer los espárragos blancos a la parrilla acompañados de una cremita con sus tallos y un huevo escalfado en flor. ¿Cocinamos?

Espárragos blancos de Navarra a la plancha con cremita de sus propios tallos y huevo escalfado

Plato de espárragos blancos de Navarra a la plancha sobre una cremita de sus tallos y un huevo escalfado en flor.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 docena de espárragos blancos de Navarra
  • 300 ml de leche fresca del día
  • 4 huevos camperos
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Azúcar
  • Sal
  • Caviaroli de AOVE

Modo de elaboración:

Ya veis que es una receta con pocos ingredientes pero de muy buena calidad. Es necesario tratar cada uno de los productos con el máximo respeto para conseguir un resultado óptimo. Comenzaremos pelando correctamente los espárragos. Podéis ver cómo se pelan paso a paso en este tutorial- pinchar en el enlace para ver el tutorial. Una vez los tenemos bien limpios y pelados os voy a enseñar cómo los cuezo yo para conseguir la textura perfecta del espárrago. En esta ocasión vamos a hacer dos cocciones diferentes: una para los tallos que vamos a utilizar para elaborar la crema y otra para el resto del espárrago.

Cocción de los tallos para la elaboración de la crema: Vamos a cortar unos 5 centímetros del tallo y lo pondremos a cocer en la leche con una pizca de sal y un pellizco de azúcar. Los cocemos hasta que estén muy blanditos. Los trituramos bien y lo colamos para obtener una crema muy suave y ligera. La reservamos.

Cocción de los espárragos: Ponemos  una cazuela grande con agua y la llevamos a ebullición. Escaldamos los espárragos y los sacamos a una fuente. De esta manera, el espárrago pierde todo el amargor. Volvemos a llenar de agua la cazuela le echamos un poco de sal y un poco de azúcar e introducimos  los espárragos dentro. Es decir, partimos de agua fría. Cuando empiecen a cocer, suelen tardar unos 5 minutos más o menos. Una vez transcurrido este tiempo, dejadlos enfriar en el propio agua para que se terminen de hacer.

Ha llegado el momento de hacer los huevos escalfados en flor. También los podéis hacer pasados por agua, fritos o escalfados a la manera tradicional y os quedará fenomenal. Os voy a explicar cómo se hacen los huevos en flor paso a paso porque es una elaboración que vais a poder utilizar en un montón de recetas:

Paso 1: Sobre una taza se coloca un poco de papel plástico y se hunde un poco en el centro del recipiente. Hay que tener en cuenta que es recomendable que sobre bastante papel a los lados. Luego lo pincelamos con un poco de aceite de oliva para que no se pegue el huevo. Además el aceite le da un punto de sabor muy interesante.

Paso 2: Cascamos el huevo y lo echamos en el papel plástico. Salpimentamos.

Paso 3: Cogemos las puntas del papel plástico sobrantes, las juntamos y las hacemos girar.

Paso 4: Hacemos un nudo. Ya tenemos lo más complicado de la elaboración hecho, fácil ¿no? Ahora, se lleva un cazo con agua a ebullición y cuando hierba se introducen los huevos durante 4 minutos.  Una vez que los saquéis, los metéis en un bol de agua con hielo para parar la cocción. Os recomiendo que cronometréis de forma muy precisa el tiempo de cocción. De esta forma, los huevos estarán hechos por fuera pero mantendrán una yema líquida y deliciosa en el interior. Para sacarlos, solo tenéis que cortar el nudo del plástico y coger delicadamente con una cuchara el huevo. Por favor delicadamente es delicadamente, os lo digo yo que he roto muuuuuchos huevos sacándolos del plástico. ¡Jjejejej!

Vamos a terminar nuestro plato pasando los espárragos por la plancha. Es necesario ponerla previamente en el fuego. Cuando la plancha esté bien caliente ponemos los espárragos y los retiramos cuando estén bien dorados. Recordad que los espárragos ya están cocidos por lo que cuanto más caliente esté la plancha, antes se dorarán nuestros espárragos y así no corremos el riesgo de que se nos pase el punto de cocción.

Ya tenemos todos los elementos de nuestro plato. ¡Vamos a montarlo! En la base de un plato hondo ponemos la cremita de espárragos, en el centro colocamos el huevo en flor y los espárragos a la plancha alrededor. Terminamos el plato con un chorrete de aceite de oliva virgen extra o con caviar de aceite caviaroli (opcional). Yo le he puesto un poco de cebollino para que tenga un punto de color y de frescor. Pocos ingredientes pero un resultado espectacular, ya me contaréis qué os parece a vosotros.

¡Que aproveche gamberros!

Plato de espárragos blancos de Navarra a la plancha sobre una cremita de sus tallos y un huevo escalfado en flor.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *