0

Pollo frito al estilo sureño

Plato de pollo frito estilo sureño acompañado de ensalada de col.

¡Hola gamberros! ¿Qué tal estáis? Os prometí a través de las redes sociales que os daría la receta súper secreta del pollo frito que hace mi madre y aquí os la traigo. Es el santo grial del pollo frito así que prestad mucha atención. Os prometo que es uno de los pollos fritos más delicioso del mundo. Es muy sencillo de elaborar pero es necesario que sigáis los pasos para que quede perfecto. Además lo vamos a acompañar con una ensalada de col (coleslaw) que tiene sus seguidores y sus detractores, yo me incluyo en el primer grupo. ¿Cocinamos?

Pollo frito al estilo sureño

Plato de pollo frito estilo sureño acompañado de ensalada de col.

Ingredientes para 4 personas

Para el pollo frito:

  • 4 muslos de pollo deshuesados (con su contramuslo)
  • 4 yogures naturales sin azúcar
  • 1 cucharada de semillas de hinojo triturado
  • Pimienta negra al gusto
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • Unas gotas de limón
  • 400 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharada colmada de impulsor
  • Sal
  • Aceite de girasol

Para la ensalada de col:

  • ½ col o berza
  • 4 zanahorias
  • 1 cebolla fresca pequeña
  • 2 cucharadas de yogur griego
  • 1 cucharada de mayonesa
  • Unas gotas de limón
  • 1 cucharada de vinagre blanco o de manzana
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pimienta negra
  • Sal

Modo de elaboración del pollo frito:

 Bueno gamberros, hacer un pollo frito realmente espectacular es mucho más difícil de lo que puede parecer a simple vista así que os aconsejo seguir los pasos al pie de la letra para conseguir una pieza de pollo dorada, crujiente, jugosa y deliciosa. Tened cuidado porque este pollo es muuuy adictivo. ¡El que avisa no es traidor! ¡Jjajaja! Venga, vamos a empezar a cocinar.

A la hora de elegir la pieza de pollo que vamos a freír, tenemos que tener en cuenta que el pollo es un tipo de carne que tiene que estar bien hecho. Por ello podéis preparar esta misma receta con alitas de pollo o con trozos de pechuga. Nosotros solemos hacerlos con muslos de pollo pero debe estar deshuesados para que el calor llegue bien al interior y la carne esté bien hecha y jugosa al mismo tiempo.

El marinado juega un papel muy importante a la hora de hacer un pollo frito bien jugoso. El yogur ablanda la carne y la convierte en un bocado verdaderamente irresistible. Juntamos el yogur con las semillas de hinojo, pimienta negra al gusto, ajo en polvo, pimentón de la Vera, unas gotas de limón y sal. Dejamos el pollo marinando en el yogur especiado durante toda la noche. Así como hay partes que se deben seguir al pie de la letra os invito a ser muy creativos a la hora de utilizar unas especias diferentes siempre y cuando tenga una base de yogur.

Una vez el pollo esté marinado procederemos a rebozarlo de manera que quede bien crujiente. Este rebozado grueso y crocante impedirá que se escapen los jugos del pollo quedando la carne melosa y muy sabrosa. Para este exterior dorado que marcará la diferencia vamos a mezclar la harina con un pellizco sal, un golpe de pimienta negra y con una buena cucharada de impulsor que provocará que el rebozado se abra formando las características escamas crujientes del pollo frito. De verdad que este truco cambiará vuestra vida. Rebozamos el pollo en la mezcla de harina y lo reservamos.

Ahora llega otro momento clave para hacer nuestro pollo frito perfecto: la fritura. Yo utilizo aceite de girasol porque es la que utiliza siempre mi madre y queda de 10 (Posiblemente sea en la única receta donde no utilizo aceite de oliva virgen extra). Es importantísimo que el aceite esté entre 170 y 180 grados. De esta manera al freír el pollo quedará jugoso en su interior y tendrá un rebozado grueso y súper crujiente. Este proceso se puede hacer a ojo pero yo os aconsejo utilizar un termómetro de cocina para asegurarnos que el aceite tiene la temperatura adecuada. Ahora sólo queda freír el pollo hasta que el exterior tenga un color dorado homogéneo y perfecto. Sacamos el pollo a un plato con papel absorbente pero veréis como apenas tiene exceso de grasa.

Bueno gamberros, aquí tenéis la receta súper secreta de mi madre. Esta es una de esas recetas que me hacen muy feliz. Lo sé, no es un plato demasiado adecuado para la operación bikini pero, siendo sinceros, un exceso de vez en cuando sienta fenomenal. Por cierto, ¿vosotros con qué combinaríais este plataco de pollo frito? Os he leído la mente… ¡CON UNA RICA ENSALADA DE COL!

Modo de elaboración de la ensalada de col:

Una buena ensalada de col es el acompañamiento perfecto para un pollo frito de 10. Tiene un toque fresco, salado, dulce… ¡ME ENCANTA!

Lo primero que vamos a hacer es rallar las zanahorias y la col previamente bien lavadas. Cortaremos la cebolla bien finita y la incorporaremos a la mezcla de verduras. Mezclamos el yogur con la mayonesa, el limón, el azúcar, la mostaza, la sal, la pimienta negra y el vinagre. Lo incorporamos a nuestras verduras ralladas y lo revolvemos bien. Aunque podemos comerlo inmediatamente, está mucho más  rico si lo dejamos de un día para otro.

Pollo frito sabroso y crujiente, una deliciosa ensalada de col… ¿Se puede pedir más? Os invito a probar esta receta que estoy seguro de que pasará a formar parte de vuestro repertorio gastronómico habitual.

¡Que aproveche gamberros!

Plato de pollo frito estilo sureño acompañado de ensalada de col.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *