0

Cardo con bechamel ligera de trufa negra

Plato de cardo con una ligerísima bechamel de trufa.

¡Hola gamberros! Seguimos jugando con las verduras de invierno. En esta ocasión le ha tocado el turno al maravilloso cardo navarro. Estamos en plena temporada y cuando me paseo por los distintos puestos de frutas y verduras del Mercado de Santo Domingo se me van los ojos detrás de esta verdura tan especial.  Hoy vamos a prepararla  con una ligerísima bechamel de trufa. Es una combinación absolutamente increíble que le da un punto de sofisticación a nuestro cardo. ¿Cocinamos?

Cardo con bechamel ligera de trufa

Plato de cardo con una ligerísima bechamel de trufa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de cardo (si es de Peralta mejor)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 50 g de harina
  • 300 ml de leche entera
  • 400 ml del agua de cocción del cardo
  • 1 cucharada de pasta de trufa
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Almendra laminada
  • Trufa fresca

Modo de elaboración:

El primer paso es limpiar correctamente el cardo (Ver tutorial) e ir dejando los trozos en un bol de agua para que no se oxiden. Se pone una cazuela amplia con agua y sal en el fuego y cuando empiece a hervir se incorpora el cardo. Suele tardar en cocerse una media de 30 minutos pero es mejor comprobar el punto del cardo para añadirle minutos de cocción si lo necesita. Una vez tengamos el cardo cocido, lo sacamos y reservamos el agua de cocción.

Laminamos el diente de ajo y lo ponemos a sofreír, a fuego medio, en una cazuela con aceite de oliva virgen extra. Cuando esté levemente dorado, le incorporamos la cebolla cortada en juliana y la pochamos. Cuando tengamos la cebolla blandita le añadimos la harina y la rehogamos para que pierda el sabor a crudo. Le incorporamos tanto la leche como el agua de la cocción bien caliente. Al añadirle a nuestra mezcla los líquidos calientes evitaremos que se formen grumos. Cuando la bechamel espese ligeramente la salpimentamos y la trituramos para eliminar los trozos de cebolla y ajo. Debe quedar una bechamel ligera y muy lisa por lo que os aconsejo que os toméis vuestro tiempo para triturarla a conciencia y luego la coléis. Ponemos la bechamel triturada en una cazuela baja y la llevamos a ebullición. Incorporamos el cardo y la pasta de trufa. Dejamos que hierva 5 minutos y ya la tenemos lista para servir.

Terminamos nuestra receta con unas láminas de almendra tostada y trufa fresca rallada. Yo le he añadido, también, unas setas silvestres de temporada.

Es una forma sencilla y deliciosa de consumir el cardo. ¡Tenéis que probar esta receta! ¡Os va a encantar!

¡Que aproveche gamberros!

Plato de cardo con una ligerísima bechamel de trufa.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *