0

Ajoblanco de coliflor

Taza de ajoblanco de coliflor con polvo de aceituna negra.

¡Hola gamberros! ¿Qué tal? El pasado sábado hicimos un merecido homenaje a las verduras de invierno en el Mercado de Santo Domingo. Yo realicé un pequeño taller de cocina en el que elaboré una receta que tiene como protagonista la coliflor: posiblemente es una de las verduras más infravaloradas que existen. Enseguida se relaciona esta crucífera con olores sulfurosos y se asocia a platos pesados. Para romper todos estos estereotipos yo preparé un ligerísimo ajoblanco de coliflor. Es una crema que se sirve fría y que resalta los tonos a fruto seco que tiene esta maravillosa verdura. ¿Queréis saber cómo se prepara?

Ajoblanco de coliflor

Taza de ajoblanco de coliflor con polvo de aceituna negra.

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 coliflor
  • ½ lima (zumo y ralladura de la cáscara)
  • Vinagre blanco al gusto
  • Una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra. Yo utilicé la variedad empeltre porque resalta el sabor a frutos secos de la coliflor pero podéis usar la que más os guste.
  • 1 diente de ajo
  • 2 yogures griegos
  • Sal
  • Pimienta

Modo de elaboración:

Vamos a realizar dos elaboraciones diferentes con la coliflor. Lo primero que vamos a hacer es cortar la parte superior de los floretes con ayuda de un pelapatatas de manera que obtengamos una especie de cuscús de coliflor cruda. Lo reservaremos.

El resto de la coliflor la cortaremos muy pequeña para que podamos cocerla en muy poco tiempo. Recordad que los olores a azufre surgen a partir de los 9-10 minutos de cocción. Vamos a tratar de evitarlos. La cocemos. Precalentamos el horno. Una vez tengamos la coliflor cocida la ponemos en una bandeja y la colocamos en la parte superior del horno con el grill puesto. Dejamos que se dore levemente. Este paso intensificará el sabor a frutos secos de la coliflor. ¡Queda realmente rica!  Luego la trituramos  junto con parte del agua de la cocción, un ajo, el zumo y la ralladura de 1/2  lima, sal, pimienta y vinagre. Una vez esté bien fina le incorporamos el aceite batiendo muy lentamente. Veréis como la textura de la crema cambia radicalmente. Dejamos que se enfríe y le añadimos los dos yogures griegos.

Tomadla bien fría con el cuscús de coliflor que teníamos reservado. Yo le he incorporado polvo de aceituna negra (ver receta).

Bueno gamberros, espero que os haya gustado la receta y que os animéis a consumir verduras de invierno que son maravillosas.

¡Que aproveche gamberros!

Taza de ajoblanco de coliflor con polvo de aceituna negra.

 

SalTAnDPeppeR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *