0

Alubias verdes con almejas y guisantes lágrima

Plato de alubias verdes con almejas y guisantes lágrima.

¡Hola gamberros! Es cierto que a veces me dejo llevar por la creatividad y las recetas se llenan de pasos complicados, de temperaturas exactas o de cocciones interminables. Hoy, sin embargo, os traigo un plato sencillísimo, delicado y delicioso en el que el producto es el protagonista absoluto del show. Vamos a preparar unas alubias verdes con almejas y guisantes lágrima. Es una combinación impecable que transforma una verdura cotidiana y familiar en un plato importante y precioso. ¿Cocinamos?

Alubias verdes con almejas y guisantes lágrima

Plato de alubias verdes con almejas y guisantes lágrima.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de alubias verdes
  • 16 almejas
  • 100 g de guisantes lágrima
  • 25 g de harina
  • 150 ml de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • Sal
  • Perejil
  • Chile en copos (opcional)

Modo de elaboración:

El producto protagonista de este plato son las alubias verdes. Yo las he recogido directamente de la huerta de mi aita y no he necesitado pelarlas porque estaban tiernísimas. Por supuesto si es necesario pelarlas, hacedlo. La técnica es realmente sencilla: utilizando un pelador, retiradle el contorno a la alubia verde y luego cortadles ambos extremos. A la hora de cortarlas os invito a ser creativos. Yo les he hecho un corte longitudinal separando la alubia verde en dos y luego les he hecho un corte transversal para que no queden tan largas. La cocción de la verdura depende de gustos y yo reconozco que me vuelve loco que tengan un punto crujiente. Yo las he cocido en agua hirviendo con sal durante 7- 8 minutos. Si la alubia verde está tierna se hace sin problema en este tiempo. Eso sí, quedan al dente. Os recomiendo que vayáis probando la verdura hasta tenga la textura que más os guste. Una vez estén cocidas las alubias las metemos en un bol de agua con hielo para cortar la cocción. Veréis que se fija el color y quedan súper bonitas Reservamos el agua de cocción.

Seguimos hablando de cocciones. Los guisantes lágrima son uno de los productos más maravillosos que nos da la tierra. Son dulces, casi afrutados y cuando los muerdes estallan en la boca como si fuera caviar. Son verdaderamente tiernos por lo que únicamente necesitan escaldarse 5-6 segundos en agua hirviendo salada. Por favor, no los cozáis más porque perderán toda la magia. Una vez escaldados los pasamos a un bol de agua con hielo para paralizar la cocción. Los reservamos.

Las terceras protagonistas de mi receta son las almejas. Por supuesto podéis sustituirlas por berberechos o navajas sin problemas. Para eliminar toda la tierra de las almejas las dejamos reposar en un bol de agua con sal durante 30 minutos más o menos. Veréis que en el fondo queda un pequeño sedimento de arena.

Mientras se limpian las almejas, cortamos dos dientes de ajo bien picaditos y se sofríen en aceite de oliva virgen extra. Cuando empiecen a tomar color le incorporamos la harina y la tostamos ligeramente para eliminar el sabor a crudo. Añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir para que el alcohol se evapore. El contacto de la harina con el vino creará una especie de bechamel muy ligera. Es el momento de echar las almejas, tapar la cazuela y esperar a que sea abran por efecto del vapor. Ya sabéis que las almejas que no se abran hay que desecharlas. Incorporamos la alubia verde y un poco del caldo de su propia cocción si fuera necesario. Les damos un par de vueltas para que justo se calienten. Terminamos el plato con un buen manojo de perejil picado. Es recomendable añadírselo fuera del fuego para que conserve el color, el sabor y el aroma. No me he olvidado de los guisantes. Aunque podemos añadirlos a la mezcla anterior son tan bonitos que me gusta ponerlos por encima para que se vean bien. Por supuesto, es vuestra decisión. Si os gusta el picante os invito a que le añadáis unos copos de chile, le va realmente fenomenal.

Ya veis, es un plato sencillo, sofisticado, riquísimo y divertido. Espero que os guste.

¡Que aproveche gamberros!

Plato de alubias verdes con almejas y guisantes lágrima.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *