0

Bocata planchado de cordero de Navarra con pesto de hierbabuena

Bocata de cordero de Navarra poco hecho acompañado por una salsa pesto de hierbabuena y queso del Roncal.

¡Hola gamberros! Estoy emocionado porque hoy voy a combinar dos de mis productos favoritos; por un lado el cordero de Navarra y por el otro los bocatas. Cuando escuchamos la palabra “bocata” enseguida nos viene a la cabeza el clásico sándwich de chorizo pero la verdad es que hay infinidad de formas de elaborarlo. Personalmente, me vuelven loco los bocatas planchados. Ese exterior crujiente, un relleno divertido y sabroso… ¡MARAVILLOSOS!

En esta ocasión vamos a recurrir al tradicional maridaje entre cordero y hierbabuena para darle vida y sabor a nuestro bocadillo. Os proponemos un bocata de pierna de cordero de Navarra poco hecha y acompañada de una deliciosa sala pesto de hierbabuena. ¿Cocinamos?

Bocata planchado de cordero de Navarra con pesto de hierbabuena

Bocata de cordero de Navarra poco hecho acompañado por una salsa pesto de hierbabuena y queso del Roncal.

Ingredientes para 4 bocatas geniales

Para el bocata:

  • 4 lonchas grandes de pierna de cordero (O varias más pequeñas)
  • 1 tomate raf bien maduro
  • Queso del Roncal
  • 1 diente de ajo
  • 1 lima
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • Pan de mantequilla o brioche
  • Mantequilla

Para el pesto de hierbabuena y nueces:

  • 50 g de hojas de hierbabuena
  • 1 ajo
  • 40 g de nueces
  • Queso del Roncal al gusto
  • ½ lima
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)

Modo de elaboración:

Vamos a comenzar marinando un poco el cordero. Si tenéis prisa os podéis saltar este paso aunque os recomiendo que lo probéis porque la carne adquiere un rollo muy interesante. Ponemos en un bol sal, pimienta, ralladura y zumo de 1 lima y 1 diente de ajo majado. Le incorporamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Embadurnamos muy bien los filetes de pierna de cordero en esta mezcla y los dejamos reposar toda la noche en la nevera cubiertos por un papel plástico.

Mientras reposa el cordero vamos a elaborar el pesto de hierbabuena. Está verdaderamente rico, no solo para acompañar este cordero si no para aderezar unas patatas cocidas o unas verduritas al vapor. Es sencillísimo de elaborar. Simplemente ponemos la hierbabuena, el ajo, el zumo y la ralladura de ½ lima, las nueces, la sal,  la pimienta y un trozo generoso de queso del Roncal en un procesador de alimentos. Lo trituramos hasta que se haya convertido en una pasta. En el último momento le añadimos el aceite de oliva y lo turbinamos ligeramente para que se mezcle con el resto de los ingredientes. Ponemos el pesto en un bol y ya lo tenemos preparado para la elaboración del bocata.

Una vez haya marinado el cordero, lo pasaremos por una plancha fuerte. Lo ideal es que quede el exterior dorado y el interior casi sin hacer pero por supuesto esto lo dejo a vuestra elección.

En todas las recetas de bocatas planchados es muy importante la elección del pan. Recordad que si utilizáis un pan muy dorado podría quemarse en la plancha. Por esta razón yo utilizo un pan de leche que, además de tener un tono pálido, quedará dorado en el exterior y bandito en el interior creando un juego de texturas muy apetecible. Lo partimos a la mitad y lo rellenamos de queso, luego ponemos unas lonchas de tomate (previamente salpimentado), continuamos colocando el cordero y lo terminamos con una cantidad generosa de nuestro pesto de hierbabuena. Lo tapamos con la otra mitad del pan. Derretimos la mantequilla y pintamos el exterior de nuestro bocata. Acto seguido lo ponemos en la plancha a fuego medio con un peso encima. Yo he utilizado una tabla gruesa de cocina. El peso hará que se dore por igual y quede súper crujiente. Cuando adquiera un color que nos guste, repetimos el proceso por el otro lado. Una vez tengamos nuestro bocata planchado, lo dejamos reposar dos minutos, lo cortamos al bies, lo terminamos con unas hojas de hierbabuena fresca y… ¡A ZAMPAR!

¡Que aproveche gamberros!

Bocata de cordero de Navarra poco hecho acompañado por una salsa pesto de hierbabuena y queso del Roncal.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *