0

Sopa picante de tomate con galletitas de Idiazábal

Sopa de tomate con galletitas de queso Idiazábal.

¡Hola gamberros! La sopa que os traigo hoy lleva unos cuantos años en mi familia y nos encanta. Tiene el sabor intenso del tomate y un divertido picante que la hacen prácticamente adictiva. Es deliciosa, excitante y muy reconfortante. Además, vamos a acompañar nuestra riquísima sopa de tomate con unas crujientes galletitas de queso Idiazábal. ¿Cocinamos?

Sopa picante de tomate con galletitas de Idiazábal

Sopa de tomate con galletitas de queso Idiazábal.

Ingredientes para 4 personas

Para la sopa de tomate:

  • 1 kg de tomate muy maduro
  • ½ litro de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 1 rama de apio
  • 3-4 cm de jengibre
  • Chiles frescos al gusto
  • 1 cucharada sopera de salsa sriracha
  • Sal marina
  • Cilantro fresco
  • Pimienta
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)

Para las galletitas de Idiazábal (Yo utilizo 1 vaso de agua corriente para las medidas de las galletas):

  • 1/3 de vaso de AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • 2/3 de vaso de leche entera
  • 1 cucharadita de impulsor
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de chile en polvo (opcional)
  • 1 vaso de queso Idiazábal rallado
  • 1 ½ de vaso de harina de todo uso
  • Sal marina
  • Pimienta negra

Modo de elaboración de la sopa:

Vamos a comenzar haciendo un buen sofrito que va a ser el encargado principal de que nuestra sopa esté bien rica. Sofreímos en una olla la cebolla en juliana, los dientes de ajo pelados, el jengibre pelado y cortado en cubos, la rama de apio bien limpia y troceada y la cantidad de chiles que vosotros creáis necesario. Dejamos que las verduras se doren lentamente para que se vayan concentrando los sabores. Una vez las verduras tengan un color bonito, les incorporamos el tomate lavado y troceado. Os recomiendo que no les retiréis ni la piel ni las semillas porque es ahí donde reside gran parte del sabor del tomate. Lo sofreímos a fuego vivo durante 10 minutos moviéndolo de vez en cuando para que no se pegue en el fondo de la cazuela. Luego bajamos el fuego y lo dejamos cocer lentamente hasta que se haya  evaporado la mayor parte del líquido. Yo lo suelo tener 2 horas más o menos. Una vez se haya evaporado el agua, le incorporamos el caldo de verduras, dejamos que levante el hervor, lo trituramos, lo colamos y lo volvemos a poner en la cazuela al fuego.  Lo salpimentamos, le añadimos la salsa sriracha, lo movemos bien y ya lo tenemos listo para comer. Esta sopa está deliciosa tal como está pero la vamos a acompañar de unas sencillas y ricas galletas de queso. ¡Os van a encantar!

Modo de elaboración de las galletitas de Idiazábal:

Ponemos en un bol la leche y el aceite. Lo mezclamos con el queso rallado, la sal, la pimienta recién molida y el chile en polvo. Tamizamos la harina y se la incorporamos a la mezcla. Al principio podemos trabajar la masa en el mismo cuenco pero yo os recomiendo terminarla poniéndola sobre la encimera bien limpia y amasándola a mano. Cuando tenga una textura fina, la volvemos a poner en el bol y la dejamos reposar 30 minutos cubierta con un paño limpio.

Una vez transcurrido el tiempo indicado, hacemos bonitas pequeñas con la masa y las freímos en aceite bien caliente. Quedan muy crujientes y sabrosas.

Terminación del plato:

Servid la sopa muy caliente acompañada por unas láminas de chile, unos tacos de queso, unos brotes de cilantro, un tomatito cherry y las galletitas. Tened la precaución de ponerle las galletitas a la sopa en el último momento porque se reblandecen muy rápidamente y lo gracioso es comerlas bien crujientes. Podéis poner un buen plato de galletitas aparte para que la gente se las vaya echando según se las vayan comiendo.

¡Que aproveche gamberros!

Sopa de tomate con galletitas de queso Idiazábal.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *