0

Milhojas de merengue y frutos rojos

Milhojas de merengue, crema pastelera y frutos rojos.

¡Hola gamberros! Hoy nos vamos a poner dulzones y lo vamos a hacer con un clásico de la pastelería francesa; los milhojas. No os voy a engañar, no es un postre fácil. Requiere de mucha precisión para luego poder disfrutar de un milhojas realmente espectacular. Personalmente creo que es uno de los postres más elegantes y ricos que existen. La combinación del hojaldre crujiente y levemente caramelizado con la textura aérea del merengue italiano, la calidez de la crema pastelera y la acidez de los frutos rojos convierten este milhojas en un verdadero placer para los sentidos. Bueno gamberros, ¿estáis preparados para cocinar?

Milhojas de merengue y frutos rojos

Milhojas de merengue, crema pastelera y frutos rojos.

Ingredientes para 6-8 milhojas

Para las capas de hojaldre:

  • 1 plancha de hojaldre de mantequilla de buena calidad
  • Azúcar glas

Para la crema pastelera:

  • 125 ml de nata líquida
  • 4 yemas
  • 300 ml de leche
  • 45 g de maicena
  • 100 g de azúcar
  • 1 rama de vainilla

Para el merengue italiano:

  • 200 g de azúcar
  • 45 ml de agua
  • Unas gotas de limón
  • 4 claras

Para el montaje:

  • Frutos rojos variados
  • Hojas de menta

Modo de elaboración de las capas de hojaldre:

Vamos a empezar por la elaboración de las capas de hojaldre de nuestros pastelitos. Antes de nada me gustaría recalcar la importancia de comprar un buen hojaldre de mantequilla. Tened en cuenta que es el ingrediente principal de nuestros milhojas por lo que un mal hojaldre podría arruinar nuestra receta. Os aconsejo que la encarguéis en un obrador de confianza.

Comenzamos precalentando el horno a 200 grados. Mientras el horno se calienta ponemos el hojaldre bien frío sobre la encimera y cortamos con ayuda de un cortador las distintas capas. Yo las he cortado en círculos y en rectángulos para poderlos hacer con dos formatos distintos. También podéis hacer sólo dos capas y convertir los pastelitos en una tarta más grande. Eso lo dejo a vuestra elección. A medida que vayamos cortando el hojaldre, lo colocamos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado en el que habremos colocado una fina capa de azúcar glass. Yo suelo poner el azúcar glass en un colador y extenderlo dándole pequeños toques al colador para que el azúcar se tamice sobre la superficie. Una vez tengamos todo el hojaldre puesto en la bandeja, los pinchamos con un tenedor y volvemos a cubrirlo con una pequeña capa de azúcar glass. Lo tapamos con papel sulfurizado y lo enfriamos 10 minutos en la nevera.

Para que nuestros hojaldres no suban (aunque ya los hemos pinchado con un tenedor anteriormente) le vamos a poner una bandeja encima que impedirá que suflen.

Los horneamos a 200 grados durante 15- 20 minutos más o menos. La prueba de que el hojaldre está hecho es que tenga un dorado bonito por la parte superior e inferior.

Los dejamos templar en la bandeja del horno. Luego veréis que se despegan con mucha facilidad aunque hay que hacer esta operación con delicadeza.

Modo de elaboración de la crema pastelera:

Vamos a elaborar una crema pastelera sedosa y muy, muy rica. Por supuesto esta crema pastelera os vale para elaborar muchas recetas. Veréis que es muy sencilla de hacer y el resultado es inmejorable.

Ponemos en un cazo la leche, la nata, la mitad del azúcar y una vaina de vainilla partida por la mitad a la que previamente le extraeremos las semillas con el dorso de un cuchillo. En el momento en el que nuestra mezcla comience a hervir, la retiramos del fuego.

Por otro lado mezclamos las yemas con el resto del azúcar y la maicena. Es importante que no quede ningún grumo. Echaremos sobre las yemas la mitad de la infusión de nata y vainilla que teníamos reservada. La varillamos sin parar mientras la incorporamos para evitar que el calor cuaje nuestras yemas. Luego lo mezclamos con el resto de la infusión de vainilla. Retiramos la vaina de vainilla y lo ponemos al fuego. Esta última parte es la más delicada. Lo ponemos a fuego muy lento mientras los batimos sin parar. Veremos que en cuanto empiece a cocer, rápidamente comienza a espesar. Si os da un poco de respeto esta última parte, podéis hacerlo al baño María. Cuesta más tiempo pero es más sencillo de hacer. Una vez tenemos la textura espesa que queremos, lo colamos sobre un bol y cubrimos la crema con un papel plástico a piel, es decir, sin que haya nada de aire entre el plástico y la crema. Lo dejamos enfriar y lo reservamos en una manga pastelera.

Modo de elaboración del merengue italiano:

Bueno gamberros, este merengue es delicado de elaborar pero os confieso que es tremendamente adictivo. Tiene una textura esponjosa y un delicado sabor dulce. Es necesario hacerlo con unas varillas eléctricas. ¡Vamos allá!

Lo primero que vamos a hacer es mezclar 150 g de azúcar con el agua y unas gotas de limón y ponerlo a cocer hasta que alcance los 121 grados.

Mientras el azúcar está en el fuego vamos a montar las claras con los 50 gramos de azúcar restantes a velocidad media. Una vez tengamos las claras semimontadas, subimos la velocidad de las varillas y echamos el azúcar cocido en un hilo muy fino por un lateral. Dejamos que las varillas sigan montando hasta que el merengue se enfríe. Una vez esté preparado el merengue, lo reservamos en una manga pastelera.

Milhojas de merengue, crema pastelera y frutos rojos.

Montaje de las milhojas

¡Aquí entra en juego vuestra creatividad, gamberros! Se trata de intercalar tres capas de hojaldre con la crema pastelera, el merengue italiano y los frutos rojos. Para ello podéis usar diferentes tipos de boquillas en las mangas pasteleras y colocar las frutas como más os gusten. Yo he puesto una capa de merengue, una capa de crema pastelera y arándanos y he terminado con merengue y frutos del bosque. Si os apetece darle un punto sofisticado, podéis darle un toque con el soplete al merengue. ¡Queda espectacular! ¡Ya me contaréis qué tal os quedan los milhojas!

¡Que aproveche gamberros!

Milhojas de merengue, crema pastelera y frutos rojos.

 

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *