0

Tarta Tatin de melocotón

Tarta tatin de melocotón.

¡Hola gamberros! Me encanta cocinar con productos de temporada y en esta ocasión vamos a adaptar la clásica Tarta Tatin de manzana para elaborarla con unos deliciosos melocotones que me he traído del Mercado de Santo Domingo. La Tarta Tatin tiene una particularidad y es que ser hornea con la masa encima en lugar de abajo. Esta tarta podéis hacerla con cualquier tipo de fruta así que os animo a pasear por los distintos puestos de fruta y verdura y hacerla con la que más os guste. ¡Con albaricoques queda riquísima! 🙂

Además, hoy os voy a enseñar la receta fácil. De normal se realiza con masa quebrada pero nosotros vamos con un hojaldre de mantequilla maravilloso que he encargado en la panadería.

¿Cocinamos?

Tarta Tatin de melocotón

Tarta tatin de melocotón.

Ingredientes:

  • 6 melocotones de buen tamaño muy maduros
  • 1 plancha de hojaldre de buena calidad
  • 75 g de azúcar
  • 75 g de azúcar moreno
  • Una nuez de mantequilla

Modo de elaboración:

Comenzamos poniendo en una sartén apta para el horno el azúcar y una nuez de mantequilla a fuego fuerte. Pelamos y deshuesamos los melocotones. Los cortamos en cuartos y los reservamos. Una vez veamos que el azúcar se ha derretido (tened cuidado que no se os queme porque puede llegar a amargar), incorporamos los melocotones. Comprobaréis que la fruta empieza a expulsar agua y el caramelo se convierte en una salsa deliciosa y aromática. Bajamos el fuego y dejamos que los melocotones se vayan caramelizando mientras se reduce el líquido. Una vez el caramelo haya espesado, apagamos el fuego y dejamos que temple. Colocamos los melocotones de manera estética teniendo en cuenta que lo que se ponga en el fondo va a ser lo que luego se va a ver arriba y que la propia sartén va a ser nuestro molde.

Mientras tanto precalentamos el horno a 200 Grados. Colocamos la plancha de hojaldre sobre nuestros melocotones metiéndola bien por los bordes. Pinchamos la superficie con un tenedor para que no se hinche. La horneamos hasta que la superficie esté bien dorada. Dejamos que temple antes de desmoldarla pero tened en cuenta que si se enfría se pegará al fondo de la sartén y será imposible desmoldarla.

Os recomiendo comerla templada. Si os apetece acompañarla con algo os aconsejo un poco de nata semimontada o un buen helado de vainilla. Es una de mis tartas favoritas, espero que os guste.

¡Que aproveche gamberros!

Tarta tatin de melocotón.

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *