0

Espaguetis de la huerta

Espaguetis con verduras de la huerta, flores de calabacín, calabacines mini y queso feta.

¡Hola gamberros! Hoy vamos a preparar una receta totalmente de temporada. Nos hemos pasado por la huerta y hemos cogido los magníficos frutos que nos ofrece esta estación para hacer unos espaguetis realmente deliciosos. Tomates, calabacines, acelga, hierbas aromáticas, flores… ¡Maravilloso! ¿Cocinamos?

Espaguetis de la huerta

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g de espaguetis frescos
  • 400 g de tomate muy maduro
  • Un puñado de tomates de jardín
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 4 mini calabacines
  • 4 hojas grandes de acelga
  • 1 pimiento verde
  • 1 guindilla fresca
  • 2 flores de calabacín
  • Tomillo fresco
  • Romero fresco
  • Salvia
  • Queso feta al gusto
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • Sal
  • Pimienta

Modo de elaboración:

Vamos a comenzar picando en brunoise (cuadrados pequeñitos) la cebolla, el calabacín y el pimiento verde. Picamos también el ajo. Ponemos las verduras a rehogar a fuego lento en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Mientras, separamos la penca de las acelgas y reservamos la parte verde. Yo he recogido directamente la acelga de la huerta por lo que las pencas no tienen apenas fibra pero si la tiene es conveniente retirársela. La picamos finamente y la incorporamos a las verduras que tenemos en el fuego.

Mientras las verduras se rehogan poco a poco, vamos a escaldar tanto los tomates como los tomates de jardín y a pelarlos. Los tomates de jardín los reservamos y el resto de los tomates los picamos y los añadimos a la fritada. Dejamos que reduzca el agua. Salpimentamos.

Cocemos los espaguetis siguiendo las instrucciones del fabricante pero los dejamos sin acabar de hacer para que terminen de hacerse junto con las verduras. Cuando quede poco tiempo para que la pasta esté cocida a la perfección, incorporamos los espaguetis a la fritada junto con un cazo de agua de la cocción y la parte verde de la acelga muy picadita y subimos el fuego. Cuando la pasta esté en su punto, le añadimos la salvia, el tomillo, el romero y la guindilla bien picados y lo servimos en un plato hondo.

Lo acompañamos de los tomates de jardín pelados, los mini calabacines escaldados, las flores de calabacín en crudo y queso feta desmigado al gusto.

Os prometo que son uno de los espaguetis más ricos que se pueden hacer. Son sencillos pero están cargados de sabores y texturas. ¡Os van a encantar!

¡Que aproveche gamberros!

 

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *