0

Toro guisadico al vino tinto

¡Hola gamberros! Hoy os traigo una propuesta tradicional y de temporada. Los puestos de carne del Mercado de Santo Domingo se llenan de toro de primera calidad. Esta carne roja, de sabor intenso y magra es la protagonista del verano y vamos a elaborarla de la manera más tradicional posible. Vamos a hacer un guisote bien rico. ¿Cocinamos?

Toro guisado al vino tinto

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de venas de toro
  • 2 cebolla
  • 4 ajo
  • 3 zanahorias
  • 1 vaso de vino blanco
  • Vino tinto de calidad (hasta cubrir el toro)
  • Harina
  • 1 rama de romero
  • 1 hoja de laurel
  • AOVE
  • Sal
  • Pimienta

Modo de elaboración:

Vamos a comenzar lavando bien el toro y dejándolo en un bol. Lo cubrimos de vino tinto, le añadimos una rama de romero  y lo dejamos marinando toda la noche bien tapado en el frigorífico. Voy a incidir en la importancia máxima de utilizar un BUEN VINO TINTO.

Una vez transcurrido el tiempo de reposo del toro en vino (afortunado animal), sacamos la carne, la secamos bien, la salpimentamos, lo enharinamos muy ligeramente y la sellamos en una cazuela con aceite de oliva virgen extra bien caliente. Reservamos el vino que ha estado marinando la carne. Una vez hayamos dorado el toro, lo retiramos a un plato. Bajamos el fuego y en ese mismo aceite pochamos muy lentamente el ajo, la cebolla y la zanahoria. A mí me gusta caramelizarlo a fuego lento porque aporta al guiso un punto dulce que contrarresta con la posible acidez del vino tinto. Le añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir. Una vez las verduras tengan un color bonito y el vino haya evaporado el alcohol, incorporamos nuevamente el toro y lo cubrimos con el vino que teníamos reservado y con una buena cantidad de agua. Lo dejamos cocer a fuego muy lento junto con una hoja de laurel y una rama de romero durante 3 horas más o menos. Lo salamos y salpimentamos para que esté bien sabroso. Una vez tengamos nuestro guiso preparado, sacamos los trozos de carne y los reservamos en un plato y colamos la salsa. Ponemos la salsa en una cazuela ancha y la reducimos hasta menos de la mitad. Veréis que la salsa engorda y se pone melosa y brillante. Incorporamos el toro y lo glaseamos.

Cuando tengamos la carne bien brillante es momento de parle a la cuchara gamberros. Lo servimos en un plato hondo y yo en esta ocasión lo he acompañado de unas ricas patatas fritas. ¡Riquísimo!

¡Que aproveche gamberros!

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *