0

Rosco de san Blas de Nata

Receta de Rosco de san Blas de masa de brioche y nata montada

¡Hola gamberros! Hoy es san Blas y, como es tradición, vamos a hacer un dulce típico de esta fecha. En esta ocasión me he decantado por un clásico rosco de nata. Por supuesto, podéis usar cualquier receta de roscón de Reyes. Yo, hoy, os voy a enseñar un rosco distinto que da un resultado genial. ¿Cocinamos?

Rosco de san Blas de Nata

Ingredientes para un rosco de 12- 14 raciones

Prefermento:

  • 80 ml de leche entera
  • 10 g de levadura
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 g de harina de repostería

Rosco de san Blas:

  • Masa madre
  • Ralladura de la piel de 1 naranja (Sin la parte blanca)
  • 60 ml de leche entera
  • 70 g de mantequilla en pomada
  • 2 huevos camperos
  • 20 g de levadura prensada
  • 450 g de harina de fuerza
  • 1 pellizco de sal
  • 500 ml de nata para montar
  • 100 g de azúcar glass

Modo de elaboración:

Vamos a comenzar haciendo el prefermento. Mezclamos los 80 ml de leche entera, los 10 g de levadura, la cucharadita de azúcar y los 130 g de repostería. Lo amasamos hasta obtener una bola lisa. Metemos la bola en un bol grande con agua templada que le cubra. Cuando la masa flote y haya duplicado ya estará lista para utilizarse. Puede tardar entre 10 y 15 minutos.

Ponemos la harina, la levadura, la leche, la mantequilla, los huevos, la levadura prensada desmenuzada, la sal y el prefermento en un bol y lo mezclamos. Luego lo ponemos sobre la encimera ligeramente enharinada y lo amasamos durante 15- 20 minutos. Tiene que tener una textura lisa y manejable. La volvemos a poner en el bol y lo cubrimos con papel plástico y lo envolvemos en un paño de cocina. Dejamos que duplique su volumen. Dependiendo de la temperatura de vuestra casa puede tardar entre 1 hora y 1 hora y media.

Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, volvemos a amasar, dividimos la masa en 7 partes y las boleamos haciendo forma de pequeños bollos. Los colocamos en una placa de horno haciendo un círculo y volvemos a dejar que dupliquen su tamaño. Suelen tardar 1 hora más o menos.

Precalentamos el horno a 200 y horneamos el rosco durante 15-20 minutos. Yo he pintado la superficie de huevo para que quede bien brillante.

Cuando lo saquemos del horno lo dejamos enfriar sobre una rejilla. El rosco sin relleno está delicioso. La masa es realmente alucinante. Sin embargo, yo lo voy a rellenar con nata montada.

Montamos la nata junto con el azúcar glass. Os recomiendo que tanto la nata como los utensilios que vayáis a utilizar para montar la nata estén muy fríos. Tened cuidado de no montarla en exceso porque se os puede hacer mantequilla.

Abrimos el rosco por la mitad y lo rellenamos de nata montada con ayuda de una manga pastelera.

Aunque yo la he rellenado de nata montada podéis utilizar el relleno que más o guste. J

Bueno gamberros, espero que disfrutéis de esta receta porque es una auténtica bomba.

¡Que aproveche gamberros!

 

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *