0

Fondue de queso en pan cabezón

¡Hola gamberros! En estos días de frío no hay nada como hacer una deliciosa fondue de queso. Yo voy a hacer una variación gamberra de esta delicia francesa. El queso es uno de los grandes placeres de la vida y comerlo derretido ya resulta delicioso pero en esta ocasión lo vamso a hacer en un pan cabezón de masa madre para elevarlo a un plano superior. Creedme, no es de este mundo. Verdaderamente increíble. ¿Os imagináis al cara de vuestros amigos cuando los recibáis con esta increíble fondue?

Para conseguir los quesos que van a protagonizar mi fondue. Tened en cuenta que el éxito de este plato va a depender de la calidad del pan y, sobretodo, de la calidad del queso. Para conseguir a los flamantes protagonistas de esta receta me he venido al Mercado de Santo Domingo y he hecho una parada en La Quesería de Yolanda para conseguir mis quesos. La Quesería de Yolanda es un auténtico templo para los que amamos el queso.

Dispone de variedades de la zona así como quesos internacionales. En esta ocasión me he dejado aconsejar por Yolanda para dar vida a mi fondue y he escogido unos quesos que han dado un resultado realmente maravilloso.

¿Cocinamos?

Fondue de queso en pan cabezón

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cabezón de masa madre de 1 kg aproximadamente
  • 200 g de queso Raclette
  • 200 g de queso Emmental
  • 200 g de queso san Simón
  • ½ vaso de vino blanco dulce
  • ½ vaso de nata con más de 30% de grasa
  • 1 cucharada de mostaza antigua
  • Pimienta
  • Orégano
  • Pan y encurtidos de calidad para acompañar

Modo de elaboración:

Vamos a  comenzar cortando la parte superior del cabezón. Le quitamos la miga. ¡El cabezón va a ser el recipiente de nuestra fondue! Por supuesto, el pan va a quedar crujiente e impregnado de todos los sabores de la crema de queso y va a ser uno de los puntos fuertes de esta receta.

Por otro lado, ponemos en una trituradora los quesos con el vino y la nata y lo turbinamos hasta que quede una crema. Le incorporamos pimienta negra recién molida y orégano. Lo mezclamos bien y lo metemos en el pan. Envolvemos el pan en papel de aluminio y lo metemos al horno precalentado a 200 C° durante 80 minutos más o menos. Una vez que todos los quesos se hayan derretido, podéis meterlo sin papel de aluminio 5 minutos más con el gratinador puesto para que la superficie tome un bonito color tostado.

Este es uno de esos platos que hay que comer recién hecho. Os recomiendo acompañarlo con encurtidos y panes de buena calidad cortados en cubos. Ponedlo en el centro de la mesa, dad a cada uno de vuestros invitados un palo de brocheta y disfrutad pinchando los panes o encurtidos y mojándolos en la crema de queso… ¡Deliciosos! No os olvidéis que cuando hayáis terminado con la crema de queso, aún os queda la mejor parte… ¡COMEROS EL PAN! Se mantiene crujiente y lleno de sabor.

Esta es una de esas recetas que vais a hacer una y otra vez porque, simplemente, es riquísima.

¡Que aproveche gamberros!

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *