0

Panacota de chocolate y cerveza Blomberg Caramel

¡Hola gamberros! En España estamos viviendo una auténtica revolución en el terreno de las cervezas artesanas. Por fin la birra está obteniendo la importancia que se merece. Los auténticos cerveceros como yo estamos absolutamente enamorados de las cervezas artesanas. Se acabaron esas birras sin sabor, desequilibradas, con amargos imposibles y sin matices. Las cervezas artesanas nos abren un gran abanico de posibilidades y de sensaciones. Hoy os voy a hablar de mi último hallazgo: Las cervezas artesanas Blomberg. Se trata de una firma de cerveza artesana extremeña muy especial. Desde su estética pin up hasta sus sabores aromáticos y complejos, las cervezas Blomberg se han convertido en unas de mis favoritas. Disponen de cuatro variedades diferentes que responden a los gustos cerveceros de todo el mundo. ¡Os invito a que echéis un vistazo a su web y os dejéis llevar por la tentación! ¡Jejejej! Podéis comprar cerveza artesana online y esperar en el sofá mientras miráis el reloj… ¿jejej!

Mi cerveza favorita es la Blomberg Caramel. Como su nombre indica tiene un color caramelo intenso con matices cobrizos. Su  sabor es elegante y aromático con notas de regaliz, chocolate y miel. Precisamente la miel de las Hurdes es uno de los componentes que convierten esta cerveza en un trago realmente especial.

 Además, la cerveza es un producto muy polifacético dentro de la cocina. La Blomberg Caramel es perfecta para preparar tanto platos de caza, moles, pollo como postres a base de cacao o chocolate. Estas mismas recetas la podéis hacer con una cerveza tostada barata pero el resultado que obtendréis no será el esperado. La calidad de la cerveza es la frontera entre hacer un buen plato o uno mediocre.

Ya sabéis que yo soy gamberrete por naturaleza y he decidido coger una estas maravillosas cervezas y convertirla en un delicioso postre. Los tonos de regaliz, chocolate y miel de la Bloberg Caramel me vienen a la perfección para hacer un postre de tradición italiana y que nosotros vamos a convertir en una oda al chocolate y a la cerveza. Puede resultaros una combinación particular pero la verdad es que los aromas de la cerveza matizarán el sabor del chocolate convirtiéndolo en un auténtico festival. Vamos a preparar una panacota de chocolate y cerveza Blomberg Caramel. ¿Cocinamos?

Panacota de chocolate y cerveza Blomberg Caramel

Panacota_chocolate_cerveza_3

Ingredientes para 4 personas:

Para la panacota de chocolate y cerveza Blomberg caramel:

  • 200 g de chocolate negro troceado
  • 200 ml de cerveza Blomberg Caramel
  • 200 ml de nata para montar
  • 150 g de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
  • 1 vaina de vainilla

Para la cobertura:

  • 100 ml de cerveza Blomberg Caramel
  • 100 g de azúcar
  • 200 g de mascarpone

Elaboración de la panacota de chocolate y cerveza Blomberg Caramel

Vamos a comenzar hidratando las hojas de gelatina en un bol con abundante agua fría. Continuamos mezclando la nata y la cerveza en un cazo junto con el azúcar. Lo llevamos a ebullición a fuego lento. Cuando la mezcla empiece a hervir, la retiramos del fuego y le incorporamos las hojas de gelatina ya hidratadas bien escurridas. Lo batimos hasta que la gelatina se haya disuelto. Vertemos esta mezcla caliente sobre el chocolate troceado y lo varillamos hasta que el chocolate esté deshecho e integrado. Debe quedar una crema fina y sedosa. Al principio puede parecer que se corta pero es cuestión de seguir batiendo. Vertemos la crema en 4 recipientes y los refrigeramos un mínimo de 4 horas. Es recomendable prepararlo el día anterior para asegurarnos un resultado perfecto.

Elaboración de la cobertura:

Vamos a acompañar nuestra panacota con una crema de mascarpone y almíbar de cerveza Blomberg Caramel. Ponemos en un cazo la cerveza y el azúcar a fuego lento hasta que la cantidad reduzca a la mitad. Lo dejamos enfriar. El resultado es un sirope de cerveza absolutamente delicioso, repleto de sabores, aromas y matices.

Batimos el mascarpone y cuando tenga una textura más suave le incorporamos el almíbar de cerveza. No lo mezcléis del todo para que tenga una estética marmolada.

Montaje del plato:

Ponemos sobre nuestras panacotas ya gelificadas una cucharada abundante de la cobertura de mascarpone. Aunque podéis dosificarla con una manga pastelera yo he optado por colocarla de una manera más rústica que me recuerde a la espuma de la cerveza.

Bueno gamberretes, ya veis que una cerveza artesana maravillosa como es la Blomberg Caramel puede convertirse en un postre absolutamente delicioso. Es una propuesta sencilla, divertida y muy canalla. Por supuesto, es una idea genial acompañar el postre con un vaso de cerveza Blomberg Caramel bien fría.  ¿Os animáis a hacerla?

¡Que aproveche gamberros!

Panacota_chocolate_cerveza_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *