0

Ventresca de bonito asada con mermelada de tomate y romero

¡Hola gamberros! Estamos en plena temporada de bonito y de tomate así que vamos a hacer una recetaca chula con estos dos ingredientes maravillosos que nos regala el veranito. Se trata de una tradicional ventresca de bonito asada a la que le vamos a dar un toque gamberrete acompañándola de una deliciosa mermelada de tomate y romero. Es un plato riquísimo y con apariencia de fin de semana que hará estremecerse de placer a todos vuestros comensales.

¿Cocinamos?

Ventresca de bonito asada con mermelada de tomate y romero

Ventresca_bonito_asada_mermelada_tomate_romero_3

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 ventresca de bonito
  • 1 ajo
  • 1 puñado de perejil
  • AOVE
  • Una cucharada de vinagre de sidra
  • 1 guindilla
  • Pimienta
  • 1 puñado de aceitunas negras
  • 1 tarro de patatas pequeñas cocidas
  • 5 tomates grandes de pera
  • 50 g de azúcar
  • Unas gotas de limón
  • 1 rama pequeña de romero
  • Sal

Elaboración

Vamos a comenzar calentando el horno a 180. Limpiamos bien la ventresca de bonito. A veces tiene una telilla de color amarillo que puede amargar y que es conveniente retirar. Lo salpimentamos y lo metemos al horno precalentado a 180 durante 15 minutos junto con las patatitas cocidas.

Picamos el ajo y la guindilla y la sofreímos en abundante aceite de oliva virgen extra.  Cuando los ajos estén dorados, retiramos la sartén del fuego y le añadimos el vinagre y un puñado de peregil muy picadito. Tened cuidado porque puede saltar el aceite. Cuando el bonito lleve 10 minutos en el horno, le incorporamos esta mezcla y lo dejamos 5 minutos más.

Vamos a acompañar la ventresca con mermelada de tomate y romero. Vamos a empezar pelando los tomates. Una vez estén pelados, los troceamos y los ponemos en un cazo a fuego fuerte. Cuando desaparezca la mayoría del líquido del tomate, le bajamos el fuego a la mitad y le incorporamos 50 g de azúcar, una pizca de sal, unas gotas de limón y una rama de romero. Lo dejamos cociendo a fuego medio-bajo durante 10 minutos más o menos. Dejamos que se enfríe y retiramos la rama de romero.

Acompañaremos la ventresca con las patatitas, con un puñado de aceitunas negras de buena calidad y con nuestra mermelada de tomate y romero.

Es una receta muy sencilla pero francamente deliciosa. ¡Son los sabores del veranito en vuestro plato! Probadlo y me contáis, ¿vale?

¡Que aproveche gamberros!

Ventresca_bonito_asada_mermelada_tomate_romero_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *