0

Pechuga de pollo ahumada al té negro sobre ensalada de tallarines de verduras

¡Hola gamberros! Mañana es la noche de san Juan y me apetecía hacer una receta que reflejara la personalidad de una noche con tanta magia. Es una noche de supersticiones, de brujas, de hadas y de fuego. Yo siempre pido deseos, salto las hogueras de san Juan y terminamos con una chistorrada que sabe a brasas y a ilusión. El humo es uno de los componentes inevitables de esta noche y me apetecía enseñaros mi… ¡¡¡¡¡SÚPER MÁQUINA DE AHUMAAAAAAAR!!!! ¡Jajajjaja! Hace unos años vi como Jamie Oliver ahumaba  un salmón utilizando una lata perforada y una sartén vieja y decidí fabricar mi… ¡¡¡¡¡¡SÚPER MÁQUINA DE AHUMAR!!!!! La opción que yo os voy a dar es una versión sencilla de este invento del gran Jamie.  Para rendir homenaje a la noche de las hogueras vamos a preparar una pechuga de pollo ahumada al té negro acompañada de una ensalada de tallarines de verduras. Está presente el humo característico de la noche de san Juan y, además, las verduras le aportan un colorido y una fantasía que homenajea al mundo de las hadas tan presente en una noche como esta.

Pechuga de pollo ahumada al té negro sobre ensalada de tallarines de verduras

pechuga_pollo_ahumada_té_negro_tallarines_verduras_1

Ingredientes para 4 personas

Para las pechugas ahumadas al té negro:

  • 2 pechugas de pollo
  • 4 cucharadas soperas de té negro
  • Especias al gusto: Yo le he echado cáscara de naranja seca, nuez moscada, cardamomo, canela, granos de pimienta, laurel y macis.
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 yogures griegos sin azúcar
  • 1 lima
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE

Para la ensalada de tallarines de verduras:

  • 1 puñado generoso de alubia verde
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 1 cebolleta
  • 1 Lima
  • Aceite de sésamo
  • Azúcar
  • Sal
  • Pimienta

Preparación de las pechugas ahumadas al té negro

Bueno gamberretes, preparaos para una receta diferente y divertida. Hoy os voy a desvelar el secreto de mi… ¡¡¡¡¡¡Súper máquina de ahumar!!!! En primer lugar, ya sabéis que el pollo es una carne que tiene que estar bien hecha. Vamos a empezar por dorar a fuego medio las pechugas salpimentadas. Cuando tengan un color bonito las retiramos y las reservamos.

Ahora empieza la parte divertida.  Os voy a enseñar paso a paso como ahumar unas pechugas al té negro.

máquina_de_ahumar

  1. Vamos a buscar una sartén vieja. Tened en cuenta que la sartén se va a estropear mucho. Yo tengo una sartén exclusivamente para ahumar. Ponemos en el fondo de la sartén el té negro, las especias y el azúcar y lo colocamos en el fuego a una temperatura media.
  2. Encima ponemos un cesto de cocción al vapor. Este artefacto permite que haya un espacio entre el fondo de la sartén y el cesto, que es donde vamos a colocar el pollo. Los agujeros del cesto permitirán dejar pasar el humo e irán transfiriendo ese personal sabor a nuestras pechugas.
  3. Cuando veamos que empieza a salir humo del fondo de la sartén, ponemos las pechugas de pollo en la cesta de cocción al vapor y lo tapamos con otra sartén o con una tapa cóncava. Es importante que esté bien cerrado. Para que el cierre sea hermético poned papel de aluminio entre la sartén y la tapa o sartén.

Mantendremos el pollo en el fuego durante 5-7 minutos, apagaremos el fuego y dejaremos que el pollo se enfríe sin abrir nuestra “máquina de ahumar”. Cuando el pollo esté frío se corta en lonchas finas y se come con un fiambre. El té le aporta un ahumado elegante, ligeramente  amargo, aromático y muy agradable. Para redondear estos sabores tan particulares vamos a acompañarlo de una salsa sencillísima de lima.

La salsa se hace mezclando el yogur griego con el zumo de media lima, la ralladura de la propia lima, sal, pimienta y un buen aceite de oliva virgen extra.

Preparación de la ensalada de tallarines de verduras

Vamos a comenzar lavando bien las verduras. Pelamos las alubias verdes y las zanahorias. Vamos a cortar todo en forma de tallarines con la ayuda de una mandolina o de un pelapatatas. Las alubias verdes es más cómodo hacerlo con ayuda de un cuchillo.

Vamos a utilizar todas estas verduras en crudo excepto la alubia verde que la vamos a escaldar durante unos segundos en abundante agua hirviendo con sal. Intentad no dejarla blanda porque parte de la gracia de esta ensalada es la textura de las diferentes verduras.

Haremos la vinagreta a nuestro gusto. Mezclaremos el zumo de la lima con su propia ralladura, con el aceite de sésamo, el azúcar, la sal y la pimienta. Os recomiendo tomaros vuestro tiempo en preparar la vinagreta. Es muy importante que cuando la probéis todos los sabores estén en la boca. Por eso, esta vez he decidido no poner cantidades. El aceite de sésamo es bastante fuerte por lo que os recomiendo echarle sólo unas gotas. Si necesitáis añadirle más aceite es recomendable utilizar un aceite de girasol o de semillas de uva. Ya sabéis que me apasiona el aceite de oliva pero en esta ocasión optamos por aceites más neutros para darle el protagonismo a otros sabores.

Cuando tengáis una vinagreta bien rica la mezcláis con las verduras cortadas en formato “tallarín” y las dejáis macerar. Es cierto que las ensaladas se suelen comer recién aliñadas pero en este caso es recomendable dejar marinar las verduras en el aliño porque suben los sabores y las verduras toman una textura muy agradable.

Montaje del plato

Vamos a poner en la base la ensalada de tallarines de verduras. Encima colocamos la pechuga de pollo cortada muy fina y terminamos con la salsa de lima y un poco de cebollino o de sus propias flores.

Bueno gamberros, ya veis que es un plato particular, divertido y sobretodo realmente delicioso. Es un plato equilibrado, sofisticado lleno de color y sabor. ¡Os lego la receta de uno de mis platos estrella! ¡Jejjejej!

¡Que aproveche gamberros!

pechuga_pollo_ahumada_té_negro_tallarines_verduras_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *