0

Croquetas de verduritas de primavera con emulsión de cabrales

¡Hola gamberros! Los tiempos están cambiando y hay mucha gente que decide ser vegetariana. Yo tengo la suerte de amar las verduras, lo que me permite poder realizar recetas interesantes utilizando únicamente verduras, lácteos, huevos y cereales.

Aprovechando que este año las verduritas de primavera siguen fantásticas, he decidido hacer unas croquetitas bien cremosas de guisanes, habitas baby, zanahoria y una cebolleta fresca. Además lo he acompañado de una emulsión de cabrales que le da un punto gamberro y divertido.

¿Cocinamos?

Croquetas de verduritas de primavera con emulsión de cabrales

croquetas_verduritas_primavera_emulsión_cabrales_3

Ingredientes

Para las croquetas:

  • 1 litro de leche entera
  • 100 g de harina
  • 40 g de mantequilla
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cebolleta fresca pequeña
  • 100 g de habitas baby peladas
  • 100 g de guisantes frescos
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Harina para empanar
  • 1 huevo
  • Pan rallado

Para la emulsión de cabrales:

  • 1 buen trozo de cabrales
  • 1 chorro de leche
  • Aceite de girasol
  • Pimienta

Elaboración de las croquetas de verduritas de primavera y emulsión de cabrales

Vamos a empezar preparando las verduritas que van a ser las protagonistas de nuestras croquetas. Cortamos la zanahoria y la cebolleta en brunoise (cuadrados pequeñitos). Escaldamos la zanahoria, los guisantes y las habitas baby. Tened en cuenta que estas tres verduritas se pueden comer crudas así que con un escaldado rápido es suficiente. De esta manera fijaremos su color y mantendremos sus maravillosas texturas.

Ponemos la cebolleta en una sartén junto con la mantequilla a fuego medio. Cuando la cebolleta tenga un color bonito incorporamos la harina y la tostamso bien para eliminar el sabor a crudo. . Tened cuidado que no se queme porque tendríamos que empezar nuevamente de cero. Calentamos la leche en un cazo. Vamos añadiendo la leche caliente a nuestra roux de harina y cebolleta poco a poco y sin dejar de batir con las varillas. Subimos el fuego para que cueza nuestra bechamel. Incorporamos las verduritas y salpimentamos.

Para comprobar que la bechamel tiene la textura perfecta para las croquetas, yo suelo coger una cuchara de palo y hacer una ralla de lado a lado de la sartén, dividiendo la farsa en dos. Si ambos lados de la bechamel se unen rápidamente, hay que dejar que reduzca un poco más pero si, por el contrario, tarda unos segundos en unirse significa que la bechamel ya está lista.

Dejamos enfriar la bechamel en un bol y lo cubrimos con papel plástico a piel para evitar que se forme película.

Una vez la masa haya enfriado formamos las croquetas, las enharinamos levemente, las pasamos por huevo y finalmente por pan ralaldo. Podéis hacerlas de la forma y el tamaño que mejor os parezca. Las freímos en abundante aceite.

Elaboración de la emulsión de cabrales

Ponemos en el vaso de la batidora un buen trozo de cabrales y lo trituramos con un poquito de leche. Le vamos incorporando aceite poco a poco para que vaya montando hasta que quede como una mayonesa muy ligera. Lo matizamos con un poco de pimienta negra recién molida.

Montaje del plato

Ponemos en un plato nuestras croquetas recién fritas y las terminamos con un poquito de emulsión de cabrales y unas hierbas aromáticas.

¡Espero que os gusten! ¡El punto del cabrales es muy sorprendente y muuuuy gamberro! ¡Jjejeje!

¡Que aproveche gamberros!

croquetas_verduritas_primavera_emulsión_cabrales_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *