0

Choco-Rosco

¡Hola gamberros! Ya se va acercando san Blas y no quería dejar la oportunidad de hacer uno de los roscos tradicionales pasados por cabeza gamberrilla. Me encanta el chocolate así que he cogido la receta de rosco tradicional y la he chocolateado al máximo. El bollo tiene chips de chocolate y, además, está relleno de trufa. ¡Está increíble! Venga… ¡METÁMONOS EN HARINA! 🙂

Choco-Rosco

choco_rosco_3

Ingredientes para un rosco de 7-8 raciones:
– 2 huevos
– Ralladura de 1 naranja
– 150 ml. De leche
– 100 g. mantequilla a temperatura ambiente
– 150 g de azúcar
– 1 pellizco de sal
– 1 cucharada de pasta de vainilla
– 50 g. de levadura de panadería
– 550 g. de harina de fuerza
– Chips de chocolate
– 1 huevo para pintar
– Cítricos escarchados

Para el relleno:
– 1 litro de nata para montar
– 150 g de nata
– 50 g. de cacao puro

Elaboración:

Colocamos la harina en un volcán y en el centro echamos la leche tibia y la levadura rota con las manos. Desleímos bien la levadura con la leche. Le incorporamos el azúcar, la mantequilla, la sal, los dos huevos, la ralladura de naranja y la pasta de vainilla. Mezclamos todos los ingredientes y lo amasamos durante 10-12 minutos. En el último momento de amasado añadimos los chips de chocolate. No los agreguéis antes porque se desharán. También se puede utilizar una amasadora pero, personalmente, me gusta hacerlo a mano. Una vez esté la masa preparada, la tapamos con un paño limpio y la dejamos reposar durante 2 o 3 horas en un sitio cálido y sin corrientes. Debe doblar su volumen.

Una vez haya transcurrido el tiempo indicado, formamos el rosco, los pintamos de huevo, le colocamos los cítricos escarchados y dejamos que vuelva a subir la masa durante 1 hora- 1 hora y media más o menos.

Precalentamos el horno a 190 grados y horneamos el roscón hasta que adquiera un bonito color dorado. Suele tardar una media de 20- 30 minutos más o menos.

Mientras se enfría el rosco, vamos a preparar la trufa. Ponemos la nata bien fría junto con el azúcar y el cacao y lo montamos. Os sugiero que lo montéis a con unas varillas eléctricas porque es mucha cantidad para hacerlo a mano. Tened cuidado en este proceso porque si os pasáis batiendo la trufa se puede cortar.

Una vez tengamos el rosco frío, lo partimos por la mitad con mucho cuidado y lo rellenamos con nuestra trufa.

Es una receta deliciosa, os aconsejo acompañarla de una taza de café bien caliente… ¡Ya me contaréis!

¡Qué aproveche gamberros!

choco_rosco_1

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *