0

Bistro The Loaf… ¡HASTA PRONTO!

¡Hola gamberros! Hay pocos sitios con tanto encanto como The Loaf. No es una panadería convencional, se respira amor panarra por cada rincón. Sus cristaleras descubren el universo bakery de una de las panaderías con más encanto del mundo. Situado en Zurriola 18, enfrente del Kursaal e inundado de luz, The Loaf te recibe cada día con sus mejores productos y con un trato increíble que te hacen sentirte como en casa.

Este local contaba con dos partes; por un lado la panadería en sí misma y por el otro un pequeño bistro con comida absolutamente deliciosa basada en panes fantásticos. Este sábado cerró su parte gastronómica y me apetecía mucho contaros mi experiencia en este local donostiarra tan carismático.

Este pequeño espacio gastronómico destilaba buen hacer y gamberrismo a partes iguales. Con un menú realmente asequible y unos platos realizados con verdadero cariño The Loaf se había convertido en uno de mis rincones obligados cada vez que visitaba San Sebastián.

Es cierto que cualquiera de las opciones que escogieras eran un acierto. En 4 veces que he gastro-visitado este local NUNCA he comido nada que no estuviera realmente delicioso.

Para empezar escogimos unos Nuggets empanados con panko.

nuggets_pavo_panko

Increíble el marinado del pavo que lo convertían de un clásico de la gastronomía americana en un plato realmente viajero. El pavo estaba muy jugoso, tenía un picante sutil y delicioso y contrarrestaba con una cubierta de panko crujiente. Todo un placer para los sentidos. Si alguna vez te has preguntado si unos nuggets pueden ser un plato gourmet, la respuesta es sí.

La tosta de pulpo con base de crema de patata con pimentón y pimienta… ¡Increíble!

tosta_pulpo_crema_patata_pimenton

A menudo nos empeñamos en hacer tostas con un pan cualquiera y no nos damos cuenta que el pan es la clave de todo. En esta ocasión una rebanada de pan de masa madre realmente deliciosa garantizaba el éxito de un plato sencillo y verdaderamente rico. La cocción del pulpo era perfecta y la crema de patata envolvía de texturas diferentes el paladar. El pimentón hace un guiño a la tradición a la par que le aporta un punto canalla a la tosta.

Para los segundos platos, decidimos lanzarnos a la aventura internacional con unos dumplings de pollo y verduras.

dumplings_pollo_verduras

Yo soy un auténtico amante de estas empanadillas asiáticas. Lo primero que hago cuando pido este plato es comprobar si tienen una pequeña corteza crujiente que delata si el cocinero conoce o no el secreto de un buen dumpling. Como se puede observar en la foto, estaban perfectos. Tenían ese dorado que aportan textura a los dumplings. El relleno estaba buenísimo y muy equilibrado. Crujientes, sedosos, aromáticos e intensos. Éste es uno de esos platos que no puedes parar de comer, totalmente adictivo.

La estrella del Bistro es sin ninguna duda el sándwich de Pulled Pork.

Sandwich_pulled_pork

Es un bocadillo de cerdo asado a baja temperatura, glaseado con una deliciosa salsa barbacoa y acompañado de una ensalada de col. ¿Qué os puedo decir de este bocadillo? Creo, sinceramente, que es el sándwich más delicioso que he comido en mi vida. Tiene un sabor intenso y una asombrosa textura. El cerdo deshilachado y bañado en la salsa barbacoa se deshace en la boca… Es muy difícil de describir. Es, simplemente, placer en estado puro. ¡Tiene un punto hasta erótico! ¡Me encanta este plato! ¡Hasta sueño con él!

Para terminar con un buen y dulce sabor de boca escogimos dos postres clásicos. El Carrot Cake siempre es una apuesta segura. ¡Hay alguien al que no le guste una buena tarta de zanahoria?

carrot_cake

Es uno de las pequeñas tentaciones que te ofrece The Loaf. Muchas veces me asomo, miro a ver si hay carrot cake y si tienen, me cuelo, compro un trozo y me lo como mientras paseo por la Zurriola. La felicidad es así de simple. En esta ocasión me apetecía tomarlo de postre. Para los que no lo conozcáis, esta tarta es densa, aromática, con tonos afrutados… ¡DELICIOSA! ¡Reconozco que es una de mis tartas preferidas! Además está cubierta por un glaseado de queso que… ¡WOW! Me he quedado sin adjetivos… ¡Comprendedme!

Y el segundo de los postres fue una torrija realizada con su propio pan de molde.

torrija_caramelizada

Las torrijas han evolucionado mucho a lo largo de los últimos años. Muchas veces, se ha perdido la esencia de un manjar tan humilde entre tanto artificio. Me encantó descubrir que la torrija de The Loaf era simplemente deliciosa o deliciosamente simple. Era una bailarina principal sola en el escenario, sin cuerpo de baile, valiente e increíblemente rica. Impecable. Cuando una torrija está tan bien hecha no hacen falta helados, ni frutas, ni granizados que desvíen la atención de uno de los postres tradicionales más deliciosos que existen. Era perfecta en todos los ámbitos. Sin palabras…

Amigos panarras, reabrid pronto las puertas del bistro porque no sé cuánto tiempo podré aguantar sin zamparme un sándwich de Pulled Pork… ¡Jjejejej! ¡Lo vuestro sí que es cocina gamberra! 😉 Me da igual donde lo localicéis, iré a veros. ¡Gracias por todo!

Posdata: Otro día os contaré el delicioso pan de cúrcuma y pasas que me traje para Pamplona o lo geniales que son sus pizzas…

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *