4

¡Feliz Navidad gamberros!

¡Hola gamberros! Ahora que se acercan estas fechas en las que uno, a pesar de ser un poco gamberro, se pone tierno, es de recibo dirigir unas palabras a todas las personas que hacen posible este blog.

Una vez una amiga me dijo que tener un blog te cambiaba la vida… Reconozco que asentí y pensé que a la pobre se le había ido la pinza… Hace una semana estuve echando un café con ella y le reconocí que en su momento dudé de su palabra y que hoy en día podía admitir que tenía razón. Tener un blog te cambia la vida.

Hace poco más de un año que emprendí esta aventura y no me podía imaginar que sería un viaje tan emocionante. He aprendido muchísimo. Sobre todo he aprendido que en el mundo de la gastronomía nunca se sabe todo, que la carrera es infinita y siempre muy emocionante. He conocido gente realmente increíble por el camino…

Ahora soy un cocinero y un crítico más humilde y mucho más gamberro. En la vida hay que ser gamberro, hay que transgredir las normas, equivocarse y aprender sin perder la sonrisa. El sentido del humor en la cocina me parece vital. Mis maestras, que no son otras que mi madre y mi abuela, siempre cocinan con una sonrisa y con mucho cariño. Desde que era un pichoncillo han sabido inculcarme el amor por la cocina con altas dosis de sentido del humor. Además, lejos de esas cocineras tradicionales que beatifican las recetas y sienten como un auténtico insulto el modificar una mínima parte de la sagrada pócima, tanto mi madre como mi abuela acogen los cambios con agrado. Los prueban y los critican porque ellas son realmente exigentes cuando de cocina se trata. Me echan un pequeño rapapolvos cuando me lo merezco y me felicitan cuando consideran que he hecho un buen trabajo. No hay que tener pudor en coger esas recetas tradicionales de toda la vida y darles una vuelta de tuerca. ¡Jugad con la comida y divertíos!

Me gustaría mucho agradecer a todos los lectores-cocineros de mi blog que estéis al otro lado. Espero estar a la altura de vuestras expectativas. ¡Sin vosotros esto no tendría sentido! Un consejillo… ¡Portaos mal! Coged mis recetas y modificadlas, adaptarlas, añadid ingredientes, quitad otros y transformar mis platos en los vuestros.

A modo mucho más personal me gustaría darle las gracias a Jonny, mi webmaster. Gracias por tu infinita paciencia ante mi analfabetismo tecnológico. ¡Te debo taaaantas cervecitas! Muchas gracias a Evita, por hacer realidad el logo que yo tenía en la cabeza. Gracias por darle forma color y muuuucho diseño. Gracias por todo el cariño con el que lo haces todo, eres increíble. ¡Y tu logo mola un huevo! ¡Y ya está! ¡Artista!

¿Qué os voy a decir de Bit FM? Ellos son la radio que le dan voz a mi blog. Muchas gracias por darme la oportunidad de hacer llegar mis aventurillas gastro-gamberras a nuestros oyentes guapos. Y en especial, muchas gracias a mi amigo Diego por invitarme a desayunar a “Buenos Días Mordor”, confiar ciegamente en mí y por disfrutar con mis platos. ¡Tú y yo tenemos un asunto muuuuu gordo pendiente amigo!

Y para finalizar, gracias a Alberto, a mi nano, a mi mejor amigo. Gracias por no dejar que tire la toalla. Gracias por incitarme a crear toda esta locura, a animarme a continuar en los momentos bajos y gracias por creer en mí. Parte de esta aventura maravillosa es culpa tuya. Y amigo… “Que sigamos siendo socios en esto de soñar despiertos”.

Gamberros… ¡disfrutad muchos de estos días! ¡Portaos mal! ¡Sed gamberros y dejaos llevar por el placer de la comida! ¡Compartid vuestros platos! ¡Dejad que la creatividad se adueñe de vuestra cocina y jamás perdáis la sonrisa! ¡Aunque se os corte la mayonesa! ¡Jjejejejej! ¡Gracias guapos! ¡Feliz Navidad!

Salt&Pepper

4 Comments

  1. Gracias a ti por confiar en mi para hacer realidad tu aventura!!!
    Y Feliz Navidad!!!!

    P.D: cuando dices que quedamos para las cervezas???? 😉

    • ¡Gracias a ti Jonny! ¡Te tengo que volver loco! ¡Jjajajaj! 😉 ¡Si! ¡En cuanto pasen estas fechas nos vamos de cervecicas! ¡Feliz Navidad! ¡Pasadlo bien!

  2. Hola, yo quisiera saber que hay que hacer para que no se te quemen las ensaladas… ando un poco perdido en este mundillo… gracias, un saludo 😉

    • Amigo canelo, dado el cariz de tu pregunta es mejor que te alejes lo máximo posible de los fogones… por el bien de la humanidad… Tampoco uses objetos punzantes, límitate a cubertería de plástico y cocina precocinada.Gracias.
      ¡Saludos!
      PD: ¡Jjajajaj! ¡Canelín! ¡Cuando quieras te eneño a cocinar! ¡Un abrazoteeeeeee!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *