0

Pochas a la Marinera

¡Hola gamberros! La temporada de las pochas ya está dando los últimos coletazos y me apetecía mucho compartir con vosotros esta receta familiar. La pocha es una legumbre muy refinada, muy elegante, que queda fantásticamente bien con pescados y mariscos. Mi madre hace esta receta desde que yo soy pequeño y siempre me ha parecido deliciosa. ¿Preparados para cocinar un potaje de lujo?

Pochas a la marinera

pochas_marinera_2

Ingredientes para 4 personas:
– 1,200 kg de pochas con vaina
– 1 cebolla
– 3 ajos
– 1 zanahoria
– 1 tomate
– 1 pimiento italiano rojo
– 16 almejas
– 16 gambas
– Sal
– Pimienta
– Aceite de oliva virgen extra

Lo primero que vamos a hacer es desgranar las vainas de pochas y lavarlas bien. Como la pocha es una legumbre fresca, no es necesario ponerlas en remojo. Las ponemos en una olla junto con la cebolla, la zanahoria, el tomate y el pimiento. No es necesario pelarlas por lo que hay que lavarlas muy bien. Le incorporamos los 3 ajos sin pelar y rotos, la sal y la pimienta. Cubrimos las pochas con agua fría y las llevamos a ebullición. Una vez empiece a hervir, bajamos la temperatura y dejamos que cuezan a fuego lento durante 35-40 minutos. Os recomiendo que vayáis probando si la pocha está tierna o no. El tiempo de cocción cambia según la pocha esté más o menos seca por lo tanto los tiempos siempre son orientativos.

Una vez estén bien cocidas las pochas, retiramos las verduras de la olla.

Para terminar, ponemos en una sartén un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Agregamos las almejas, las tapamos y ponemos la temperatura del fuego al máximo. A medida que se vayan abriendo las almejas se van sacando a un plato para que no se pase el punto del molusco. Una vez estén todas las almejas listas, ponemos en la misma sartén las cabezas de las gambas y las tostamos. Cuando estén doradas, incorporamos 1 cazo del caldo de las pochas. Cuando empiece a hervir, retiramos el caldo del fuego y lo incorporamos a las pochas pasándolo por un colador. Agregamos las almejas y las gambas pasadas por la plancha a nuestro potaje y… ¡LISTO PARA COMER!

Ya veis que es una receta sencillísima pero está cargada de sabores deliciosos y tiene un punto muy elegante, muy refinado. Aquí os dejo una de las recetas mejor guardadas de mi legado gastronómico familiar. ¡Disfrutadlo!

¡Que aproveche gamberros!

pochas_marinera_3

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *