0

XIV Edición de la cazuelica y el vino de Navarra. Alex Múgica y su reinterpretación de la cocina tradicional

¡Hola gamberros! En Navarra ya estamos celebrando la XIV edición de la Semana de la Cazuelica y el Vino de Navarra. Cada año los bares se vuelcan más con esta interesante propuesta en la que luchan por alzarse con el Premio a la Mejor Cazuelica de 2015.

Durante toda la semana os voy a invitar a que paseéis conmigo por las propuestas de los diferentes locales de la Vieja Iruña.

Hoy hemos hablado con Alex Múgica, ganador de la XIII Semana de la Cazuelica y el Vino de Navarra con “Zurrukutuna…¡todos a una!. Ganó con una alucinante versión de esta clásica sopa vasca de ajo y bacalao. Este año es la portada del libreto de la Semana de la Cazuelica.

ZURRUKUTUNA

Este año Alex nos sorprende con “Nuestro Guiso de Lechezuelas de Ternera”. Él mismo nos lo explica: “Hemos utilizado una receta clásica de lechezuelas al jerez. Hemos realizado una base realizada con un trinchat de las propias lechezuelas, con cebolla y hongos. Hemos colocado esta pasta, esta especie de paté, en el fondo de la cazuelica. Esta mezcla sirve de soporte para la lechezuela que hemos cocinado a baja temperatura y luego hemos pasado por la plancha. Para reforzar los sabores y los colores le introducimos un poquito de yema y un caviar de trufa, que aromatiza mucho el plato. Terminamos con un crujiente realizado con la propia lechezuela secada y frita”

El otro protagonista de la Semana de la Cazuelica son los vinos de Navarra. El equipo de La Cocina de Alex Múgica ha escogido un tinto joven de 2014 de las Bodegas de Azpea. Alex Múgica nos razona la elección de este vino: “Es un vino suave, joven, aromático y muy fácil de tomar. El plato tiene sabores contundentes y marida muy bien con suavidad de este vino.”

La cazuelica es una verdadera delicia. Tiene sabor a cocina tradicional pero Alex Múgica rompe los estereotipos con una sinfonía perfecta de texturas y matices. Tiene una presencia realmente atractiva y un equilibrio de sabores absolutamente perfecto. Es una de esas cazuelicas sabrosas, que recuerda a las abuelas y que, a la vez, tiene una presencia moderna y atrevida. ¿Por qué no decirlo? Éste es uno de esos platos que te hacen sonreír.

¡Qué aproveche gamberros!

AlexMugica1

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *