0

Cuajada con confitura de moras silvestres

¡Hola gamberros! ¡Me encanta escaparme al monte a por moras! Os voy a confesar que de todas las que cojo… ¡me como la mitad por el camino! ¡Jjejejej! No lo puedo evitar. ¡Están tan buenas! Con las que he conseguido que lleguen sanas y salvas a casa se me ha ocurrido una receta divertida y muy rica. Además tiene una apariencia muy chula. Y… ¡es muy fácil! Hoy vamos a hacer unos vasitos de cuajada con confitura de moras.

Cuajada con confitura de moras silvestres

cuajada_moras_3

Ingredientes para 6 vasitos

Para la cuajada:
– 500 ml de leche fresca del día
– 1 sobre de preparado para cuajada

Para la confitura de moras silvestres:
– 500 gr de moras silvestres
– 200 gr de azúcar
– 1 pizca de canela
– 2 hojas de gelatina

Para decorar:
– Frutas variadas
– Unas hojas de menta
– Miel de flores

Preparamos la confitura:
Vamos a comenzar haciendo la confitura de moras que vamos a poner en la base de los vasitos. ¡Ale! ¡Vamos a cocinar! Cocemos las moras silvestres con el azúcar durante 20 minutos más o menos. Es recomendable darle vueltas de vez en cuando. Una vez transcurrido este tiempo, trituramos y colamos la mezcla. El resultado lo llevamos nuevamente a ebullición. Le incorporamos la canela y las dos hojas de gelatina previamente hidratadas. Ponemos la confitura en el fondo de los recipientes que vamos a utilizar para hacer las cuajadas. Lo dejamos enfriar y lo metemos al frigorífico para que haga efecto la gelatina. Tened mucho cuidado con las manchas de mora porque son muy complicadas de quitar. ¡Lo digo por experiencia!

Preparamos la cuajada:
Continuamos haciendo la cuajada. Ponemos en el fuego 300 ml de leche y en los 200 ml restantes deshacemos el sobre de cuajada. Cuando la leche esté a punto de ebullición, le incorporamos los 200 ml de leche mezclados con la cuajada y removemos muy bien para eliminar posibles grumos. Cuando toda la mezcla empiece a hervir, ya está preparada la cuajada. Dejamos que temple removiéndolo para que no le salga nata. Una vez la cuajada esté a temperatura ambiente, la vertimos con mucho cuidado sobre la confitura de moras. Lo dejamos en la nevera durante 3- 4 horas. Veréis que la confitura tiñe levemente la base de la cuajada y queda francamente bonito.

Lo decoramos:
Ya tenemos nuestros espectaculares vasitos preparados pero falta el toque maestro. Como colofón final ponemos frutas surtidas sobre la cuajada. Aunque cualquier fruta queda bien, a mi me encanta con frutas del bosque y melocotón. Lo coronamos con unas hojas de menta que le aportan color y aroma. Derretimos miel en el microondas y echamos un hilito sobre las frutas.

Sí, amigos gamberros, quedan fenomenal. Además, cuando te lo estás comiendo hay un verdadero baile de sabores y texturas. ¡Simplemente espectacular! ¡Estoy deseando que lo probéis! ¡Ya me contaréis!

¡Que aproveche gamberros!

cuajada_moras_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *