0

Pacharán casero

¡Hola gamberros! Os voy a confesar otro de mis vicios… ¡EL PACHARÁN! ¡Me encanta el pacharán! No concibo una comida de sábado que no acabe con un buen pacharán con hielos. En mi casa este licor siempre es sinónimo de fiesta. Lo solemos tomar después de la comida del fin de semana, después de la cena de Nochebuena o de la comida de Navidad… Por eso yo creo que me sabe tan rico, porque siempre lo relaciono con situaciones festivas o fechas importantes.

Se cuenta que su finalidad original era la de calmar incomodidades digestivas. A mediados del siglo XV se cuenta que La reina Blanca de Navarra se solía pasar por el monasterio de la Virgen de Nieva para echarse unos pacharanes y calmar sus supuestas dolencias estomacales. Yo me inclino a pensar que cuando nuestra Blanca probó por primera vez este licorcito tan rico decidió fingir flojera gástrica para seguir dándole al pacharán.

Todos los veranos, sin excepción, en mi familia se hace pacharán. Yo sé que los puristas del pacharán únicamente utilizan endrinas y anís pero yo os voy a contar la receta que hace mi familia desde que yo tengo uso de razón. Queda un licor suave y aromático. Además es muy sencillo de hacer. Venga, apuntaos a la tradición y haced pacharán casero que no sabéis lo rico que queda.

Pacharán casero

pacharan_3

Ingredientes:
– 1 litro de anís de 28 grados
– 200 g de endrinas maduras (pacharanes)
– 50 g de azúcar
– 1 rama de canela
– 5 granos de café

Lo primero que vamos a hacer es lavar bien los pacharanes. Los metemos en una botella y le incorporamos el azúcar, la canela y los granos de café. Luego vertemos el anís con ayuda de un embudo. Guardaremos la botella en un lugar oscuro. Cada vez que abramos el armario os recomiendo mover la botella con delicadeza para que no se rompan las endrinas. No es necesario hacerlo de manera frecuente. Basta con hacerlo cada vez que nos acordemos.

Este licor se hace siempre en verano, que es la temporada de la endrina, y lo solemos tener macerando hasta Navidades. Para consumirlo, lo que hay que hacer es colarlo y retirarle los pacharanes, la canela y los granos de café y volverlo a introducir en la botella. Le queda un color brillante, cristalino, rojizo… ¡Es verdaderamente espectacular!
Yo soy un experto catador de pacharán así que si os animáis a hacerlo, no os olvidéis de llamarme para que os dé el visto bueno… ¡Jjajajaaj! ¡Es broma! ¡Os va a quedar genial!

¡Bebed con moderación gamberretes!

pacharan_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *