0

Tarta francesa de fresones

¡Hola gamberros! La pasión que yo siento por la cocina no es algo fortuito, tanto mi madre como mi abuela aman la cocina. Cuando mi madre era muy jovencita, estuvo sirviendo en casa de una familia bien. Cuenta mi madre que más que una sirvienta era una integrante más de la familia. Recuerda esos años con mucho cariño. Fue en este momento cuando ella descubrió que la cocina le apasionaba. Tanto es así que entre mi madre y la señora se intercambiaban las recetas como si fueran cromos. De esta manera el recetario de mi madre crecía a un ritmo vertiginoso. Muchas recetas se perdieron por el camino y otras pasaron a formar parte de nuestro día a día. Hoy os voy a enseñar una de esas recetas que ha sobrevivido, con una salud impecable, el paso del tiempo. Es una de mis tartas favoritas. Quizás porque, además de estar deliciosa, me recuerda a mis tiempos de recreo. Sobre todo, me acuerdo de cómo olía la casa cuando mi madre hacía tarta francesa. Yo hoy la voy a hacer con fresones. Estamos en temporada y, además, son uno de mis vicios confesables. Sin embargo, esta tarta se puede hacer con cualquier fruta o, incluso, sola.

Tarta francesa de fresones

tarta_francesa_fresones_1

Ingredientes

– 1 nuez de mantequilla
– 400 g de fresones limpios, sin el pedúnculo y cortados a lo largo
– 400 g de nata para montar
– 130 g de harina
– 150 g de azúcar
– 4 huevos
– 1 chorrito de ron

Vais a comprobar que es una receta sencillísima pero está muy, muy buena. A mi me resulta muy elegante, muy rica.
Vamos a empezar precalentando el horno a 180 grados. Luego vamos a extender la mantequilla por la base y las paredes de la fuente que vamos a usar para la tarta. Le echamos 1 cucharada de harina y enharinamos bien la superficie intentando usar la mínima cantidad posible.

Mezclamos con la batidora la nata, la harina, el azúcar, los huevos y un chorrito de ron. Lo batimos bien para que no quede ningún grumo. Lo vertemos sobre el molde y colocamos las fresas por toda la superficie.

Horneamos la tarta durante 50 minutos a 180 grados. La sacamos del horno y la dejamos enfriar antes de desmoldar. Esta tarta sube mucho en el horno pero luego al enfriar baja.

Los fresones se hornean y sacan sus azúcares y sus jugos, que se mezclan con la crema de la tarta. El resultado es verdaderamente espectacular. Ya veréis como os gusta. ¡Ya me contaréis!

¡Que aproveche gamberros!

tarta_francesa_fresones_4

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *