0

Arroz de la amatxo

¡Hola gamberros! Muchas veces nos empeñamos en cocinar platos sofisticados, transgresores y atrevidos y nos olvidamos de los sabores tradicionales. En este caso es un aroma y un sabor que han acompañado mi niñez, mi juventud y que, hoy en día, sigue estando presente en mi vida. El plato que vamos a cocinar hoy es uno de esas recetas que te llevan al terreno de la sensibilidad, del recuerdo. Es un plato de fiesta, huele a domingo y a familia. Hoy, quiero compartir con vosotros una de las recetas a las que más aprecio tengo; El arroz de mi amatxo. Es un arroz con pollo de sabores contundentes y divertidos que conviven con una sensación de calidez y de hogar. ¿Cocinamos?

El arroz de la amatxo

arroz_pollo_adobado_3

Ingredientes para 4 personas
– 400 g. de arroz redondo (de buena calidad por favor)
– 8 alitas de pollo
– 1 cebolla
– 1 puñado de alubia verde
– 2 zanahorias
– 3 dientes de ajos
– 2 tomates
– 2 cucharadas de pimentón de la Vera
– 1 pellizco de orégano
– Aceite de oliva virgen extra
– 900 ml. de caldo de verduras
– Sal
– Pimienta

La particularidad de esta receta es que las alitas de pollo están adobadas previamente. Esto les aporta un punto muy gracioso y, por supuesto, un sabor delicioso. Vamos a empezar majando 2 dientes de ajo con un pellizco de sal y de pimienta. Cuando el ajo tenga la textura de una pasta, le agregamos la pimienta, el pimentón de la vera, el orégano y un poco de agua. Debe tener la consistencia de una crema ligera. Lavamos bien las alitas y las cubrimos con el adobo. Las masajeamos bien para que los sabores penetren en el pollo. Lo dejamos reposar hasta el día siguiente.

Vamos a comenzar haciendo el arroz sofriendo el pollo en un dedo de aceite de oliva. Una vez esté dorado lo retiramos y en ese mismo aceite pochamos a fuego medio la cebolla, el ajo y las zanahorias y las alubias verdes picadas. Salpimentamos. Cuando las verduras estén blanditas incorporamos el tomate en dados pequeños. Sofreímos el arroz y cuando esté transparente le añadimos el pollo y el caldo de verduras. Subimos el fuego al máximo y cuando empiece a hervir bajamos el fuego a la mitad y lo dejamos cocer durante 18 minutos más o menos.

Una vez el arroz esté hecho, lo retiramos del fuego, lo tapamos y lo dejamos reposar durante 7- 8 minutos.

Solamente queda comernos este arroz delicioso, lleno de matices y de recuerdos. Espero que os guste tanto como a mí. ¡Ya me contaréis!

¡Qué aproveche gamberros!

arroz_pollo_adobado_2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *