2

Donuts indios (Gulab jamun)

¡Hola gamberros! Uno de los grandes placeres de la vida es tomarte un café con leche en una taza bien grande acompañada de un donut jugoso y dulce… Solamente de pensarlo empiezo a salivar como un perrete de Pávlov. Pues os puedo asegurar que existe una tentación mayor todavía… ¿Os imagináis unos donuts caseros, todavía templados y con un toque especiado y exótico? Lo sé, a esto se le llama vicio… ¡Jejejejje! Hoy, amigos gamberros, vamos a abandonar la dieta para abandonarnos al placer puro y duro. Vamos a hacer unos sencillísimos donuts indios, unos gulab jamun. Comprobaréis que son deliciosamente adictivos. Yo os pongo en preaviso para que luego no me echéis la culpa de que dedicáis todo vuestro tiempo libre en preparar gulab jamun.

Bueno, ha llegado el momento de currar un poco. Os prometo que son divertidísimas de hacer. ¡Os van a encantar!

Donuts indios (Gulab jamun)

donuts_indios_gulab_jamun

Ingredientes
Para el almíbar:
– 4 tazas de azúcar
– 4 tazas de agua
– 3 bayas de cardamomo
– 1 rama de canela
– La cáscara de 1 limón
– 1 anís estrellado
– 3 clavos

Para los donuts:
– 215 g. de leche en polvo
– 60 g. de harina
– 215 ml. de nata para montar
– ½ cucharadita de bicarbonato.
– Aceite de girasol

Lo primero que vamos a hacer es un almíbar denso y aromático que es el que le va a dar la gracia a nuestros donuts. Este postre es muy dulce pero, qué demonios, de vez en cuando hay que dejarse llevar y lanzarse al dulce.

Ponemos en una cazuela amplia todos los ingredientes del almíbar y dejamos que cueza a fuego medio durante 20- 25 minutos. Comprobaréis como poco a poco va adquiriendo una consistencia más densa y pegajosa.

Mientras tanto, vamos a ir haciendo la masa de los donuts. Echamos la leche en polvo, la harina y el bicarbonato en un bol grande. Mezclamos bien estos tres ingredientes y le vamos incorporando la nata poco a poco hasta que quede una masa homogénea. Esta masa es densa y puede resultar un poco complicada de manejar. Yo te recomiendo lavarte bien las manos y amasarlo cómodamente con ellas. Como dice mi madre “Gato con guantes no caza ratones”. 🙂 Ahora ha llegado el momento de darle forma a la masa. Haremos bolitas del tamaño de una pelota de golf, quizás más pequeñas. Observaréis que se les puede dar forma con comodidad. A mi, esta parte de la receta me parece muy, muy relajante. Luego procederemos a freír nuestros donuts en abundante aceite de girasol a fuego medio. No os recomiendo utilizar un aceite de oliva porque lo que estamos buscando es freírlos en una grasa que le aporte el menor sabor posible a los donuts. Aquí ocurre parte de la magia de la receta… ¡¡¡Los donuts se dan la vuelta solos!!! ¡Jjejjejej! Estad muy atentos porque se fríen enseguida. Una vez estén doraditos, los sacamos a una fuente con papel absorbente y los introducimos en el almíbar templado. Los donuts se hinchan, se endulzan y se aromatizan. Mi consejo es que los probéis cuando aun no se han enfriado del todo… ¡Están tan buenos! Aunque, las cosas como son, fríos también están exquisitos.

donuts_indios_gulab_jamun_4

Esta receta tiene mucho sabor, no necesita ningún tipo de acompañamiento aunque les va muy bien unos frutos secos y un poquito de nata montada.

Vais a caer en la tentación… ¡y lo sabéis! ¡Jejejjejej!

¡Qué aproveche gamberros!

donuts_indios_gulab_jamun_2

Salt&Pepper

2 Comments

  1. Mmmmm…que pintaaaa… Creo que me animare a prepararlos!! Y para el cumple de mi Alex la tarta de chocolate para Leonas!! 😉 te contare resultados!! Por cierto… Estupendo blog gamberro!!

    • ¡Muchas gracias Itziar! ¡Estos donuts son de mis recetas dulces favoritas! ¡Tienes que probarlos! ¡Te van a encantar! Y la tarta de chocolate… ¡Ñaaaaam! ¡Jejejejej! Ya me contarás que te parecen, ¿ok? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *