2

Magret de pato al pacharán

¡Hola gamberros! Continuamos con nuestro menú sexy para san Valentín. Vuestro pichoncito o pichoncita va a caer rendido a vuestros pies con el menú que tenemos preparado. ¡Jjejejej! 🙂

La receta que os voy a presentar hoy forma parte de mi repertorio de “recetas para impresionar”. La primera vez que pensé en hacer esta combinación, recuerdo que estaba en una comida familiar y mientras me tomaba un pacharán se me ocurrió decir en voz alta lo bien que combinaría ese licor con un buen magret de pato… Todos me miraron con los ojos muy abiertos y con gesto de desaprobación… Pero como yo soy un cabezolari, al día siguiente puse en práctica la receta y todo el mundo flipó. La fusión entre el sabor del pacharán reducido con el del pato es simplemente una combinación mágica. Esta receta es impresionante, sorprendente, deliciosa, fácil, sexy, aromática y tiene un punto muy romántico. ¡Es perfecta para san Valentín!

Vamos a por el mandil y… ¡a cocinar!

Magret de pato al pacharán

patopacharan

Ingredientes
– 1 magret de pato
– ½ litro de pacharán
– Sal Maldon
– Pimienta

Efectivamente, esta receta tiene muy pocos ingredientes y, además, es muy sencilla de elaborar. Vamos a empezar reduciendo el pacharán. Echamos el licor en un cazo y lo ponemos a fuego medio hasta que reduzca a 1/3 de la cantidad que había. Comprobaréis que los azúcares del pacharán caramelizan, los aromas se intensifican y su textura engorda hasta parecer un caramelo ligero.

El magret de pato es algo que hay que hacer a última hora. Os voy a confesar unos secretillos para que os quede perfecto. Lo primero que tenemos que hacer es sacar el magret del frigorífico media hora antes de hacerlo a la plancha. Es recomendable que esté a temperatura ambiente. El pato tiene mucha grasa por lo que vamos a tratar de eliminar la máxima posible y, además, conseguir una piel crujiente y deliciosa. Vamos a hacer unos cortes en forma de cuadrícula en la piel. Estos cortes van a permitir que la grasa que se encuentra entre la carne y la piel funda a la vez que conseguiremos una textura muy crujiente. Una vez tengamos preparado el magret lo ponemos en una sartén a fuego medio con la piel hacia abajo. Evitamos moverlo al principio porque se puede romper la piel, tenemos que esperar a que ella misma se desprenda del fondo de la sartén. Comprobaréis que la sartén se llena enseguida de la grasa del pato. Una vez esté la piel dorada, le damos la vuelta y esperamos a que dore. Yo os recomiendo que dejéis el magret rosa por dentro para que realmente disfrutéis de una pieza de carne jugosa y muy sabrosa.

Una vez esté el pato hecho, es recomendable dejarlo reposar 5 o 6 minutos para que los jugos del interior de la carne se asienten y os quede bien jugosa. Una vez transcurrido este tiempo cortadlo en lonchas de1 o 2 centímetros. Colocadlo en el plato de presentación sobre un poco de salsa de pacharán. Echadle la sal Maldon y la pimienta. Es muy agradable encontrarse la sal y la pimienta en la boca en contraposición con el dulzor de la salsa de pacharán. Podéis acompañarlo de unas patatas panadera, una ensalada o, incluso, unos frutos rojos. ¡La imaginación al podeeeeer! 😉

Esta receta es una de mis favoritas, espero que os guste tanto como a mi. Vais a comprobar que es un plato realmente especial. ¡Disfrutadlo mucho amigos!

¡Qué aproveche gamberros!

patopacharan3

Salt&Pepper

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *