0

Cóctel de marisco vintage

¡Hola gamberros! Se acerca san Valentín y me he propuesto crear un menú cargado de romanticismo y amor por doquier. ¡Jjejejej! Por supuesto no os estoy hablando de unos platos moñas cargados de corazoncitos y lazos, ese no es mi estilo. Os propongo unos platos elegantes, sofisticados y sencillos. ¡Esto es la alquimia amor, amigos! Durante esta semana voy a publicar un entrante, un plato principal y un postre que rezumen sensualidad y diversión.

Bueno, hoy vamos a empezar por el entrante. He tenido muchas dudas con este primer plato y finalmente me he decidido por un cóctel de marisco vintage. Sí, sé que hay quien dice que este plato está pasado de moda pero mi opinión es que lo rico no debería pasar de moda jamás. Además, reconozco que los platos vintage me divierten un montón. Esta receta tiene una gran ventaja y es que se puede tener hecha con antelación y presentarla en el último momento.

¡Vamos a ello!

Cóctel de marisco vintage

coctel3

Ingredientes

Para el cóctel:

  • 1 lomo de merluza
  • 1 bote de piña al natural
  • 1 cebolleta
  • 8 gambas o langostinos cocidos
  • Mejillones cocidos al natural
  • 1 bolsa de brotes tiernos
  • Sal
  • Pimienta

Para la salsa rosa:

  • 6 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de kétchup
  • Unas gotas de tabasco
  • 1 cucharadita de brandy
  • El zumo de 1 naranja
  • Pimienta

A mi me gusta empezar haciendo la salsa rosa porque al dejarla reposar suben mucho los sabores. Es muy sencilla, simplemente tenemos que mezclar todos los ingredientes y batirlo bien para que no quede ningún grupo. Este tipo de salsas es mejor irlas probando. Aunque yo os he puesto unas medidas, os recomiendo que, una vez hecha la base, la personalicéis para que quede totalmente a vuestro gusto. Hoy he querido realizar esta receta de manera muy clásica pero la salsa rosa admite muchísimas variaciones. Yo la he probado con zumo de piña, con fruta de la pasión, con lima, con un toque de mostaza… ¡La imaginación al podeeeeeer! 😉

Mientras la salsa marina vamos a preparar el cóctel. Vamos a poner una olla al fuego con agua. Cuando empiece a hervir, introducimos la merluza. La coceremos durante 3 o 4 minutos. Es importante que no la dejéis demasiado hecha. No queremos que quede seca. Una vez cocida, la deslascamos y quitamos cualquier espina que haya. Mientras se enfría, pelamos los langostinos y sacamos los mejillones de sus conchas. He escogido estos mariscos pero los podéis sustituir por los que vosotros queráis. Yo me lo imagino con unos dados de salmón a la plancha, pulpo, o con una base de txangurro… ¡Mmmmmmm! ¡Vamos a seguir que ya estoy salivando como un perrete! ¡Jjejjeje! 🙂 Picamos la cebolleta bien fina y la piña en dados.

Para presentar nuestro plato vintage yo voy a utilizar la típica copa de cóctel. Alternamos los brotes tiernos (salpimentados) con los diferentes mariscos, la cebolleta y la piña. Entre capa y capa me gusta echar una buena cantidad de salsa rosa para que se vayan impregnando todos los ingredientes del sabor delicioso de nuestra salsa. Os recomiendo terminar coronando la copa con salsa rosa y alguno de los mariscos. De esta forma queda muy pero que muy apetecible.

Bueno, gamberrillos y gamberrillas, ya me contaréis a ver si surge efecto el cóctel del amoooor. ¡Jajjaja!

¡Qué aproveche gamberros!

coctel

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *