0

Macarrones a la boloñesa de la Mamma Lucía

¡Hola gamberros! Hace unos años estuve de vacaciones en Florencia. Es una de las ciudades más maravillosas del mundo. Arte, gente amable y cercana, una luz francamente especial y su insuperable gastronomía. Me encantaba abandonar el mapa y perderme por sus callejuelas. En una de estas incursiones descubrí un restaurante con media docena de mesas y un ambiente familiar y acogedor. Mi sorpresa llegó cuando probé sus macarrones a la boloñesa. Nunca había comido una boloñesa tan deliciosa. Era aromática, picante, sabrosa… ¡La mejor boloñesa que había comido en mi vida! Volví a este restaurante una y otra vez y el día anterior a irme me lance a pedirle la receta a la camarera. Yo pensé que recibiría una negativa a mi petición, al fin y al cabo, semejante receta tenía que ser uno de los secretos mejor guardados del restaurante… Sin embargo, la cocinera se lo tomó como un gran halago, me invitó a su cocina y me dio la receta. Esta señora se llamaba Lucía y regentaba este restaurante familiar que, durante décadas, había pertenecido a su familia. En una conversación que fluctuaba entre su italiano y mi castellano desgranamos la receta y prometí que no la cambiaría bajo ningún concepto. Es cierto que la boloñesa que vamos a preparar hoy lleva mucho trabajo y, sobretodo, mucho tiempo. Sin embargo yo suelo hacer mucha cantidad y la congelo para tenerla preparada siempre que me apetezca.

Bueno gamberros, os invito a viajar hasta Florencia con esta receta alucinante.

Macarrones a la boloñesa de la Mamma Lucía

boloñesa2

Ingredientes:
– 400 g. carne de ternera
– 5 lonchas de panceta
– 1 cebolla grande
– 250 g. de champiñones
– Medio pimiento rojo
– 4 zanahorias
– 2 dientes de ajos
– 1 guindilla pequeña (opcional)
– 1 rama de apio
– 1 lata de tomate triturado de 1 kg.
– ½ litro de un buen vino tinto
– 2 cucharadas de azúcar
– 1 pellizco de orégano seco
– Albahaca al gusto
– 1 cucharadita de ajo en polvo
– 250 g. de macarrones
– Parmesano al gusto
– Sal
– Pimienta
– Aceite de oliva

Lo primero que vamos a hacer es poner una olla al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Cortamos en cubos la ternera, la salpimentamos y la doramos en la olla. La reservamos. Sofreímos en el mismo recipiente la panceta y cuando esté dorada añadimos la cebolla, el ajo, el pimiento, las zanahorias y los champis, todo ello cortado en cuadraditos pequeños. Una vez que esté un poco pochada la verdura, le incorporamos la ternera, la rama de apio y la guindilla. Lo bañamos con el vino y el tomate triturado. Mantenemos la olla a fuego fuerte hasta que empiece a hervir. Luego se baja el fuego, se tapa y se cuece durante 1 hora y media. Se destapa la olla y se sigue cociendo otra hora más como mínimo. Tened en cuenta que la carne tiene que quedar muy tierna. Un buen truco para saber que la carne está hecha es sacar un trozo en un plato y aplastarlo con el tenedor. Si se aplasta con facilidad, entonces ya está hecha. Una vez esté bien cocida la carne, sacamos la ternera de la olla, la deshilachamos y la volvemos a incorporar al caldo. Acordaos de sacar la guindilla de la cazuela para que no nos llevemos una desagradable sorpresita… ¡Jjejejeej! Llevamos nuevamente a ebullición e incorporamos el orégano, el azúcar, el ajo en polvo y la mitad de la albahaca. Lo probamos y rectificamos de sal y pimienta. Ya tenemos la salsa boloñesa prácticamente preparada. En este momento es cuando podéis congelarla. Es realmente útil.

Mientras tanto, cocemos los macarrones con abundante agua hirviendo. Cuando estén en su punto, a mi me gusta al dente, los escurrimos y reservamos parte del agua de la cocción. Echamos un cazo de esta agua a la boloñesa y esperamos que reduzca un poco. ¡Ya la tenemos preparada! ¡Mmmmmmmm!

Salpimentamos los macarrones y los revolvemos con un buen aceite de oliva virgen extra. Los colocamos en los platos de presentación. Ponemos encima el resto de la albahaca fresca y la salsa boloñesa. Rallamos el queso parmesano y… ¡Ya está listo para comer!

¡Qué aproveche gamberros!

boloñesa1

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *