0

Pastel de salmón. ¡Feliz Navidad!

¡Hola gamberros! ¿Qué tal van las Navidades? Antes de nada, quería agradeceros vuestra compañía en estas primeras Navidades que pasamos juntos. Soy muy feliz cocinando y compartiendo con vosotros mis recetas. Hace un tiempo soñaba con hacer un blog de cocina y, de repente, el sueño se ha hecho realidad. Por esta razón, me apetece mucho compartir con vosotros uno de mis platos favoritos. El pastel de salmón que vamos a hacer hoy combina a la perfección el sabor y la estética. Es un plato delicioso, bonito… ¡Y fácil! ¡Yujuuuuuuuu! 🙂

Bueno, se acabaron ya las moñadas que yo soy un chicarrón del norte y por hoy ya ha sido suficiente. ¡Jjajajaj! ¡Ale gamberros! ¡A por el mandil!

Pastel de salmón

DSC_0143

Ingredientes

– 1 paquete de pan sin corteza
– 400 g de salmón ahumado
– 1 bote de mayonesa
– 6 hojas de gelatina
– 125 g de queso de untar
– 1 cebolleta fresca
– 10 barritas de surimi de cangrejo
– 1 lata de atún en aceite
– Alcaparras
– Unas hojas de lechuga iceberg
– 1 lata de anchoas saladas

En primer lugar vamos a poner a hidratar las hojas de gelatina con agua fría. Es importante que sea lo primero que hagamos porque les cuesta como 20 minutillos en hidratarse. Para cuando la gelatina esté preparada, debemos tener listas todas las mezclas, ahora os explico.

Vamos a hacer la cobertura de salmón de nuestro pastel. Papel film en un molde de plum cake para que luego podamos desmoldarlo con facilidad. Lo forramos con las lonchas del salmón ahumado intentando no dejar ningún hueco. El salmón que queda lo usaremos para el relleno.

Cortamos el pan para que encaje a la perfección en el molde de plum cake y reservamos. Ha llegado el momento de preparar las tres mezclas con las que vamos a rellenar el pastel. Es muy importante tenerlas preparadas para cuando vayamos a usar la gelatina.

Mezcla 1: Batimos el queso de untar hasta que quede con la textura de una pomada. Le añadimos unas alcaparras bien picadas junto con el salmón ahumado sobrante cortado muy pequeñito.

Mezcla 2: Majamos en un mortero las anchoas saladas hasta que quede como una pasta. Le agregamos el atún y reservamos.

Mezcla 3: Picamos unas cuantas hojas de lechuga iceberg para aportar un punto crujiente al pastel. Cortamos finamente el surimi y lo unimos a la lechuga.

Una vez estén hidratadas las hojas de gelatina, las escurrimos bien y las metemos unos segundos al microondas hasta que se deshagan. Las incorporamos a la mayonesa mientras batimos con unas varillas enérgicamente. Agregamos la mayonesa a las 3 mezclas de manera equitativa. Es importante trabajar con rapidez porque al estar usando ingredientes fríos, enseguida empieza a hacer efecto la gelatina

Una vez finalizadas las diferentes farsas, vamos haciendo capas en el molde entre las tres mezclas y el pan. Hay que hacer esta labor con cuidado para no estropear la cubierta de salmón. Recomiendo terminar con una capa de pan. Una vez hayamos finalizado esta tarea, se cubre con papel film para que no se seque el pan y colocamos peso sobre el molde para que el relleno llegue a todos los rincones y nos quede una forma más bonita. Lo introducimos en frigorífico y lo dejamos reposar hasta el día siguiente.

Es muy sencillo de desmoldar gracias al papel film que hemos colocado en el molde. Tiene una presentación espectacular y un sabor elegante y delicioso. ¡Me encanta esta receta! Además cuando lo cortéis comprobaréis que también tiene un aspecto realmente apetecible. A mi me gusta acompañarlo con ensalada o con unos tomates cherry que maridan muy bien con el pastel de salmón.

Bueno gamberros, espero que os haya gustado la receta de hoy que, para mi, es muy especial. Disfrutad mucho cocinándola y comiéndola y… ¡guardadme un pocoooo! ¡Jjejejej!

¡Qué paséis una buena noche!

¡Feliz Navidad!

¡Qué aproveche gamberros!

DSC_0140

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *