0

Pollo relleno. ¡Recetaca, recetacaaaaa!

¡Hola gamberros! ¿Qué tal van las Navidades? Hoy os voy a dar otro de mis secretillos culinarios 😉 En realidad esta es una de las recetas que más he repartido a lo largo de estos últimos años. Seguimos con confesiones, es una receta que tiene bastante curro pero yo os voy a enseñar todos los atajos que conozco para realizarla fácilmente con éxito.

Para empezar, os voy a dar un consejo que os va a venir bien para siempre: ¡Haceros amigos del carnicero! Sí, ya sé que ir al súper y coger las bandejas de carne es muy cómodo pero, creedme, tener confianza con el carnicero es una gran ventaja cuando te gusta la cocina. De esta manera le podéis pedir que os guarde las piezas de carne más codiciadas o que os aconseje sobre la mejor carne que tiene en ese momento.

En esta ocasión, vuestro carnicero tiene un protagonismo esencial en la receta. Para hacer este pollo exquisito tenéis dos opciones; deshuesar el pollo vosotros mismos o pedírselo a vuestro carnicero. A mi me encanta deshuesarlo yo mismo pero es un trabajo que lleva bastante tiempo así que mi recomendación, si no sois muy diestros con el cuchillo, es que se lo pidáis al carnicero. Si os animáis a hacerlo vosotros mismos… ¡Mucho ánimo valientes! ¡Con un par!

Bueno gamberretes, ha llegado el momento de ponerse manos a la obra.

Pollo relleno

DSC_0116

Ingredientes

– 1 pollo deshuesado (pedídselo a vuestro carnicero)
– 250 g de carne picada de cerdo
– 4 lonchas de panceta ahumada
– 100 g de butifarra
– 1 puñado de pasas sin pepitas
– 4-5 orejones
– 4-5 ciruelas pasas
– 1 cebolleta
– 1 vaso de jerez
– 1 huevo
– Ralladura de nuez moscada
– Pimienta
– Sal
El primer paso de esta receta es hidratar las frutas secas. Cortamos en trocitos pequeños los orejones y las ciruelas y las ponemos en un bol. Incorporamos las pasas y las cubrimos con el jerez. A mi me gusta templar un poco el vino en el microondas para que las frutas se hidraten más rápidamente.

Mientras tanto, vamos a ir preparando el resto del relleno. Cogemos un bol grande y echamos la carne picada de cerdo y la butifarra y las removemos hasta que queden bien integradas. ¡Ya veis que es una receta perfecta para hacer dieta! ¡Jajjajaj! Bueno, ahora picamos la panceta en cuadraditos y la añadimos a nuestra mezcla. Le incorporamos, también, la cebolleta muy picada y el huevo. Salpimentamos y le rallamos un poquito de nuez moscada. Incorporamos las frutas hidratadas y dejamos reposar la mezcla cubierta con papel film. Es importante que el papel film esté pegado al relleno para que no se forme película. Lo metemos en el frigorífico durante 3 horas más o menos.
Una vez transcurrido ese tiempo, rellenamos el pollo, previamente deshuesado, con nuestra mezcla. Una vez esté el pollo relleno, podemos atarlo con la cuerda de bridar o cerrarlo con palillos. A mi, esta segunda opción me parece mucho más sencilla. Es cierto que al principio tiene un aspecto realmente feo pero, una vez horneado y retirados los palillos, no hay diferencia entre el pollo bridado y el que está cerrado con palillos.

Lo metemos al horno precalentado a 180 grados durante 1hora y 45 minutos- 2 horas. Lo tapamos con papel de aluminio durante la primera hora, luego lo descubrimos para que tome un color dorado y apetecible. Podemos acompañarlo de unas patatas que se irán dorando y absorbiendo los jugos del pollo. Quedan realmente deliciosas. ¡Mmmmmmmmmm!

Cuando esté el pollo horneado volvemos a tener dos opciones: Se puede comer el pollo caliente, acompañado de las patatas o podemos comerlo en frío. Si decidimos comerlo caliente hay que dejarlo reposar 20 minutos para que los jugos del pollo se queden en el interior y sea más sencillo trincharlo. Aún así, es posible que se rompa el pollo al partirlo en lonchas, no te preocupes, queda delicioso de todas formas. Si decidís comerlo en frío (es mi opción favorita) debemos dejarlo reposar durante 24 horas en el frigorífico. Comprobaréis que se corta fácilmente y que las lonchas no se rompen, quedan muy, muy chulas. Me encanta colocarlas en una bandeja grande con parte del pollo partido y parte entero.

DSC_0093

DSC_0125

Es un plato espectacular. Hablando en plata… ¡Vuestros invitados van a flipar con esta recetaca! Ni se os ocurra compartir la receta, es nuestro secretillo gamberro. ¡Jajjaja!

Bueno, gamberretes, espero que disfrutéis mucho de esta receta y que lo paséis en grande estas Navidades…

¡Feliz Navidad!
¡Qué aproveche gamberros!

DSC_0100

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *