0

Bizcochito de piquillos relleno de crema de queso y atún

¡Hola gamberros! A menudo los bizcochos se asocian a postres. Lo convencional es hacer un bizcocho dulce pero la realidad es que se puede hacer bizcochos de absolutamente todo y, además, con resultados realmente alucinantes. Lo bueno de que la gente no esté familiarizada con este concepto de bizcocho es que nosotros lo vamos a utilizar para dejar con la boca abierta a nuestros invitados. Hoy vamos a hacer un bizcochito de piquillos. Además de ser delicioso, tiene un color espectacular. Aquí va una receta con un gran componente gamberro, como a nosotros nos gusta.

Bizcochito de piquillos relleno de crema de queso y atún

BIZCOPIQUILLOS1

Ingredientes

– 120 gr pimientos del piquillo en conserva
– 2 huevos
– 100 gr harina
– 2 cucharaditas de levadura Royal
– 50 centilitros aceite de oliva virgen extra (arbequina)
– 50 centilitros leche
– Sal
– 1 tarrina de queso de untar
– 1 lata de atún
¡Vamos allá con nuestro bizcochito de piquillos! Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 180 grados y dejar el queso de untar a temperatura ambiente para que luego lo podamos manipular con facilidad.

Trituramos 100 gramos de los pimientos del piquillo (los otros 20 los reservamos para hacer el relleno), los huevos, la harina, la levadura, la leche, el aceite de oliva y la sal. Lo dejamos bien fino. Ya podremos ver que le queda un color realmente bonito.

Forramos un molde con papel de horno y vertemos la mezcla. Lo horneamos entre 15 y 18 minutos dependiendo del grosor. No lo dejéis en el horno más de la cuenta porque empezará a dorarse y perderá su bonito color rojo. Una vez que haya pasado el tiempo establecido, lo ponemos sobre una rejilla, le quitamos el papel de horno con mucho cuidado y lo dejamos enfriar.

Mientras se enfría el bizcocho vamos a hacer el relleno. Os voy a hacer una propuesta aunque lo podéis rellenar de lo que a vosotros más o guste. Batimos enérgicamente el queso de untar con las varillas y le incorporamos el atún bien escurrido y los pimientos del piquillo, que teníamos reservados, bien picaditos. Lo integramos, esta vez con la cuchara para que no se rompan los pimientos. Una vez que el bizcocho esté frío lo cortamos como nos apetezca. Yo he optado por cortarlo en circulitos con un cortador de galletas. Los ponemos de dos en dos y los rellenamos con nuestra crema de queso.

El resultado es espectacular. Tiene un sabor muy intenso a piquillos que contrasta perfectamente con la crema de atún. Es un muy buen entrante. Yo os recomiendo que dejéis volar vuestra imaginación y que seáis creativos con los rellenos del bizcocho. A mi se me ocurre un relleno de jamón con alioli, de queso azul y nueces… ¡La creatividad al podeeeeer!

¡Qué aproveche gamberros!

BIZCOPIQUILLOS2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *