0

Tarta de chocolate para leones

¡Hola gamberros! La semana pasada fue el cumpleaños de mi amigo Alberto y quería llevarle una tarta de chocolate contundente, de sabores adultos y atrevidos, vamos una tarta para leones ¡Grrrrrrrr! ¡Jjejejejej!

A menudo las tartas de chocolate no saben a chocolate. Odio la típica tarta de color marrón y una pinta genial que se presupone de chocolate y que luego sus sabores se diluyen en altas dosis de azúcar y nata. La receta que os voy a presentar a continuación es exclusivamente para chocoadictos. Imaginaos una base de galleta dulce, con una mermelada de fresas casera cubierta con una ganaché de chocolate dulce y amargo… Precisamente, este juego de sensaciones es lo que os propongo.

Tarta de chocolate para leones

TARTALEONES1

Ingredientes
Para la masa quebrada dulce:
– 150 gr de harina floja o repostería
– 75 gr de mantequilla fría cortada a dados
– 1 huevo
– 50 gr de azúcar glas
– Una pizca de sal
Para la mermelada de fresa:
– 500 gr de fresas maduras
– 250 gr de azúcar
– 1 chorrito de limón.
Para la ganaché de chocolate:
– 500 gr chocolate negro 70% cacao
– 250 gr nata para montar
– 1 chorrete de ron
– 1 cucharadita de cacao amargo.

Vamos a comenzar haciendo la base de nuestra tarta. Mezclamos la harina tamizada con la mantequilla fría hasta que esté todo bien integrado. Luego, añadimos el resto de los ingredientes y lo trabajamos hasta que esté todo ligado. No hace falta amasarlo en exceso. Se extiende la masa bien fina entre dos papeles plásticos y se deja refrigerar durante unos 30 minutos. Una vez haya transcurrido este tiempo, se coloca la masa en el molde de la tarta, se cubre con papel de horno y se ponen encima unas legumbres. La función de las legumbres es que no suba la masa. Se mete al horno durante 20 minutos, transcurrido este tiempo se retiran las legumbres y se vuelve a meter la masa al horno hasta que esté dorada. Hay que tener en cuenta que ya no se va a volver a meter al horno por lo que tiene que estar doradica.

Mientras realizamos toso el proceso de la base de la tarta, vamos a ir haciendo la mermelada de fresas. Es muy sencilla. Cortamos las fresas en trozos y las ponemos en un cazo junto con el azúcar y el limón a fuego bajo. Cuando el agua se haya evaporado y tenga la consistencia que nosotros queramos, la dejamos enfriar.

La ganaché también es muy sencilla de hacer. Calentamos la nata en el microondas junto con el ron. Echamos el chocolate y el cacao y revolvemos con las varillas hasta que el chocolate se haya integrado y tengamos una crema fina.

Vamos a proceder al montaje de la tarta. Cubrimos el fondo de la tarta con la mermelada de fresa y luego echamos despacito la ganaché de chocolate. Podemos hacerle un dibujo con la espátula para que resulte más apetecible. Os recomiendo refrigerar la tarta durante 8 o 9 horas para que todas las capas de la tarta adquieran la consistencia correcta.

Bueno, gamberros, está claro que ésta es una tarta para valientes… Pero… ¿qué somos? ¿Gallinas o leones? ¡Jjejejejej! Os animo a probarla. Es el chocolate elevado a un nivel superior. ¡Disfrutadla amigos!

¡Qué aproveche gamberros!

TARTALEONES3

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *