0

Bocaditos de merengue y frutas del bosque. ¡¡¡¡El postre del amor!!!!

¡Qué tal gamberros! La gastronomía, desde tiempos inmemoriales, se ha utilizado para el cortejo y el ligoteo. Hoy vamos a hacer una receta para culminar una cena romántica. De hecho, da igual lo que hayáis comido antes, os garantizo que este postre captará toda la atención de vuestro gorrioncillo o vuestra palomilla. Y es que estos bocaditos de merengue emanan sensualidad y erotismo por los cuatro costados. Son delicados, elegantes, atrevidos y divertidos. ¿Te atreves con el postre del amor?

Bocaditos de merengue y frutas rojas

BOCADITOS3

Ingredientes
– 200 g de azúcar
– 1 cucharada de maicena
– 4 claras de huevos medianos
– 1 cucharadita de esencia de vainilla
– 250 ml de nata para montar
– Frutas rojas

Precalentamos el horno a 120 grados. Ahora, con mucho cariño y mucho amor procedemos a montar las claras a punto de nieve. Cuando el merengue empiece a formar picos se le añade la mitad del azúcar y seguimos batiendo. Cuando se formen picos más densos y brillantes le añadimos el resto del azúcar mezclado con la maicena y la esencia de vainilla. Metemos el merengue en una manga pastelera y lo dosificamos sobre papel de hornear formando pequeñas galletitas. Es importante que todas tengan un tamaño parecido para que el tiempo de horneado sea el mismo. Yo las suelo hacer un poco más pequeñas que el formato de la galleta María. Cuanto más pequeñitos son más elegantes resultan.

Se hornean a 120 grados durante media hora. Estos tiempos varían según el tamaño de los bocaditos. Tócalos y cuando la superficie esté dura se apaga el horno y se dejan enfriar dentro con la puerta del horno abierta. Cuando los saquéis del horno tenéis que tener en cuenta que son muy delicados, hay que tratarlos con muuuucha ternura para que no se rompan.
Deben quedar crujientes por fuera y cremosos por dentro.

Ha llegado el momento de montar la nata. Como el merengue es muy dulce, la nata la suelo poner sin azúcar pero si sois muy golosones le podéis añadirle un poco. Una vez la nata esté montada, se pone un poco encima de cada bocadito.
Coronad los merengues con las frutas del bosque. Ya sabéis que la presentación es importante. Intentad que queden apetecibles, que los colores llamen la atención y que sean muy seductores. ¡Jejejeje!

BOCADITOS2

Los bocaditos de frutas del bosque saben directamente a amooooor. ¡Jajjajajaj! Cuando lo mordéis, la superficie se quiebra y cruje dejando salir un interior cremoso que contrarresta con la nata y la acidez de las frutas del bosque… ¡¡¡Se me está haciendo la boca agua!!!! Vamos, que si no tenéis una cita, podéis hacer la receta de igual manera y coméroslo todo vosotros. ¡Jujujujuju! ¡Qué malotes somos!

Bueno, amigos y amigas seductores, probad la receta y si surge efecto… ¡Contádmelo! 😉

¡Qué aproveche gamberros!

BOCADITOS4

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *