0

Natillas rápidas para vaguetes. El sabor de la infancia.

          Los sabores, muchas veces, están ligados a recuerdos y a vivencias de la infancia. En mi caso uno de las recetas que más recuerdo de cuando era un gorrión es la de las natillas. Cuando estaba en casa de mi abuela, era tradición que los sábados las hiciera. Mi tía Eva, mi tía Reyes y yo nos levantábamos temprano y observábamos en silencio como mi abuela batía enérgicamente las natillas. Toda la casa olía a canela y a limón. Los tres esperábamos impacientes a que mi abuela terminara de rellenar los cuencos de natillas porque aquella espera tenía una dulce recompensa: rebañar la cazuela, chupar la cuchara o comernos las cáscaras de limón. Lo que los tres deseábamos fervientemente era que nos tocara la cuchara. Cuando esto ocurría, lamía la cuchara muy despacio mientras miraba a mis tías con el rabillo del ojo y sonreía orgulloso.
Es inevitable que cuando hago natillas me vengan a la cabeza estos momentos de mi infancia. La forma tradicional de hacerlas es larga y un pelín aburrida por lo que muchas veces me puede la vagancia o, simplemente, no tengo tiempo para realizarlas. Hace unos meses descubrí la forma de hacer natillas con el mismo sabor de siempre y de una manera muuuuucho más sencilla y rápida. Cuando leáis esta receta estoy seguro de que vais a preparar natillas a toneladas.
Yo, en esta ocasión, le he dado un toque algo más especiado pero vosotros podéis realizarlas como más os gusten.

Natillas rápidas para vaguetes

NATILLAS1

Ingredientes para 4 personas

– ½ litro de leche
– 2 huevos
– 2 cucharadas de azúcar
– 1 cucharada rasa de maicena
– Piel de naranja y de limón
– 1 rama de canela
– 1 baya de cardamomo
– Canela en polvo
– Galletas María.

¡Vamos a ponernos a currar! 😉 Mezclamos la maicena con el azúcar. Se echan los dos huevos y se baten hasta que se hayan integrado con la maicena y el azúcar. Se le añade la leche y se vuelve a batir hasta que no quede mezcla homogénea. Se incorporan las peladuras de naranja y de limón (sin la parte blanca), la rama de canela y la baya de cardamomo.
Se introduce al microondas durante 1 minuto a potencia máxima, se sacan las natillas y se baten enérgicamente. Se vuelven a introducir 1 minuto más y se vuelve a batir la mezcla. Se repite esta operación hasta que quede la consistencia que nosotros queramos. Yo suelo introducirlo 4 veces en total en el microondas. Es necesario realizarlo en periodos de 1 minuto porque si introducimos 4 minutos la mezcla en el microondas saldrá cuajada.
Simplemente nos queda ponerlos en recipientes y dejarlos enfriar. Recordad que cuando se enfría las natillas se espesan un poco. Se pueden decorar con un poco de canela en polvo o con una galleta maría.
Sí, ya sé que es tan fácil que cuesta creerlo. Ponedlo en práctica, os va a encantar.

¡Qué aproveche gamberros!

NATILLAS3

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *