0

Gazpacho tropical de aguacate. ¡Qué vuelva el veranooooooooo!

          Ahora que ya llevamos unos cuantos días con nuestro amigo el otoño… ¿Amigo? Para que nos vamos a engañar, mi muy mejor amigo es el verano. Sufro cuando noto que se nos escapa de las manos. Se acabaron las tardes de playa, las terracitas, los pantalones cortos, las chicas con shorts… ¡Jjejejje! Sin embargo, tengo una solución para llevar mejor la “Operación Otoño”. Hay un gazpacho que sabe irremediablemente a verano, pero no a un verano cualquiera, a un verano en una playa paradisíaca de arena blanca, con cocoteros meciéndose suavemente y un fabuloso mar de aguas turquesas.

Gazpacho tropical de aguacate

GAZPACHOAGUACATE1

Ingredientes para 4 personas

– 4 aguacates

– 1 cebolleta fresca

– 1 diente de ajo

– 4 rodajas de pan duro

– Caldo de verduras

– 2 Limas

– Cilantro

– Sal

– Pimienta

                Este gazpacho es uno de mis favoritos y además tiene un color impresionante. Lo primero que tenemos que hacer es rallar la piel de las dos limas sin llegar a la parte blanca. Es uno de mis momentos favoritos porque la cocina se inunda de un fantástico aroma a lima. ¿Existe la colonia con olor a lima? ¡Sería mi colonia preferida! Y el festival de los olores continúa porque toca exprimir ambas limas.

                Sobre el zumo y la ralladura de ambos cítricos se cortan los aguacates y se revuelven bien para que no se ennegrezcan. Sobre estos ingredientes se echa la cebolleta fresca previamente picada, el ajo, el pan troceado, el cilantro (comedidamente), la sal y la pimienta. El cilantro es una especia muy personal. Hay a muchos que no os gusta esta hierba pero os invito a que la probéis en esta receta porque le da un toque muy especial. La lima y el cilantro son los que elevan este gazpacho a otro nivel.

                Se echa algo de caldo sobre los ingredientes, lo justo para empapar el pan.  Os recomiendo un caldo de verduras neutro o bien agua. Se deja macerar la mezcla durante un par de horas en el frigorífico y se tritura en la batidora mientras se va echando poco a poco el caldo restante hasta que el gazpacho quede con la textura que deseamos. El triunfo de esta receta es triturarlo durante bastante tiempo para que quede bien fino.

                Si te apetece darle un toque crujiente os recomiendo ponerle por encima, a última hora, unos kikos machacados levemente con el mortero.

                ¡Ahora toca probarlo! Si cerráis los ojos mientras os tomáis este fantástico gazpacho os aseguro que sentiréis el verano en las papilas gustativas. ¡Disfrutadlo!

                ¡Qué aproveche gamberros!

GAZPACHOAGUACATE2

Salt&Pepper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *